sábado, 18 de febrero de 2017

EL CRECIMIENTO AGRARIO Y SU REGRESION A FINALES DEL XIX EN SOS


                      Durante la segunda mitad de siglo XIX tiene lugar en Sos y en todo Aragón un importante proceso de crecimiento agrario que hay que situar en el nuevo marco institucional generado por la revolución burguesa. Esta reforma agraria ya venía anunciándose en los informes de los arbitristas del s.XVII y los ilustrados del s.XVIII; el “Expediente de la Reforma Agraria” de Jovellanos es un claro ejemplo de esa necesidad que los liberales van a intentar poner en práctica.
Esta reforma consistía en la abolición del régimen señorial, la supresión de señoríos y mayorazgos y de otras vinculaciones patrimoniales, la desamortización eclesiástica de Mendizábal, primero, y la civil de Madoz después, la abrogación, igualmente,  de los privilegios de la Mesta (1836), de las prebendas gremiales y la eliminación de aduanas interiores, entre otras medidas que completaron el marco legislativo que implantaba el liberalismo económico en España, lo que supuso una profunda transformación de las relaciones de propiedad de la tierra, de su uso y de la circulación y apropiación de sus frutos, a la que ni Aragón , ni Sos, fue ajena.
El viñedo aumentó considerablemente su producción
En Sos, el crecimiento agrario tuvo un carácter básicamente extensivo, sin que hubiera cambios técnicos notables, roturando y cultivando nuevas tierras aprovechando sobre todo esta superficie para el cultivo del cereal, aunque las nuevas oportunidades exportadoras dieron origen a un aumento productivo de otros cultivos, como fue el caso del viñedo.
El ferrocarril Zaragoza-Irún, a través de la estación de Gallur, abrió las puertas para la exportación a Francia de vinos españoles como consecuencia de la plaga filoxérica que sufría este país; el tratado comercial con Francia de 1881 aceleró este proceso. Estos y otros factores hicieron que la población de Sos en 1857 alcanzara la cifra de 4138 habitantes, y la superficie de viñedos aumentara su extensión considerablemente.

EVOLUCIÓN DE LA SUPERFICIE DE VIÑEDO EN SOS ENTRE 1857 Y 1922






AÑO
1857
1882
1885
1889
1922
HAS.
529
1136
1001
1111
397

            Fuente: 1857: A.D.Z, leg.E.1465; 1882 y 1885: La crisis agrícola y pecuaria. Comisión creada por R.D. 7-VII-1887 para estudiar la crisis por que atraviesa la agricultura y ganadería (1887-1889), vol. V, p. 434, Madrid; 1889: J.C.A. (1891); 1922: J.C.A.(1923), en Pinilla Navarro, Vicente;el crecimiento agrario contemporáneo en las Cinco Villas de Aragón, 1850-1936.Actas V jornadas de estudio sobre Cinco Villas, Tauste, 1989, p.147.

Por otra parte, la ganadería trashumante ovina iba a ser la gran perjudicada por dichas transformaciones y la privatización de los montes, por lo que los pastos invernales se encarecieron. Los pastos de Sos eran utilizados tradicionalmente por ganados pirenaicos navarros o aragoneses que realizaban aquí su invernada y se encontraron con serios problemas debidos a la reducción de la superficie para pastos y su consiguiente encarecimiento, además de tener que competir con las cabañas estantes de la localidad.
Campos de cereal. Sos del Rey Católico
Las dos últimas décadas del siglo, sin embargo, fueron de una regresión agraria debido a la entrada en España de grandes cantidades de productos agropecuarios de ultramar a precios inferiores a los nuestros. Empezaba una crisis por las dificultades que había para exportar los excedentes productivos, sobre todo del trigo, agudizada además en nuestra propia región por la caída de la demanda de este cereal por parte de la industria harinera zaragozana por la crisis que ésta atravesó debido a la competencia ejercida por el potente núcleo harinero catalán, importador de trigos extranjeros. A esto hay que añadir los problemas de los agricultores debido al descenso de los precios del trigo y a un incremento de los costes de producción, especialmente de los salarios, a parte de la llegada, a principios del siglo, de una plaga de filoxera que ocasionó una crisis todavía mayor para el sector vitícola, arrasando completamente el viñedo que debió ser replantado utilizando portainjertos americanos, lo que implicó un alto coste para los productores.  
                          Por todo ello se redujo la superficie cultivada, y por lo tanto, la producción y la demanda de trabajo, lo que originó la ruina de pequeños y medianos campesinos, el descenso de la renta de la tierra y el fuerte incremento del paro. Ante esta gravísima situación, la única solución que tuvieron muchos sosienses en los primeros años del siglo fue la emigración[1], como así queda reflejado en el cuadro antes expuesto, donde se aprecia el notable descenso de la superficie cultivada de viñedos, así como en el cuadro de la evolución poblacional de Sos igualmente se aprecia una recesión del censo de habitantes (de 4138 habitantes en 1857 pasaron a 3393 en 1930.) y el éxodo no había hecho más que comenzar.(Continuación)



[1] Pinilla Navarro, Vicente. “El crecimiento agrario contemporáneo en las Cinco Villas de Aragón, 1850-1936”. Actas V Jornadas de estudio sobre Cinco Villas, pp.145-153 .



BIBLIOGRAFÍA


                   -PINILLA NAVARRO, VICENTE. El crecimiento agrario contemporáneo en las Cinco Villas de Aragón (1850-1936)”, en Actas V jornadas de estudio sobre Cinco Villas. Historia contemporánea. C.E.C.V. Tauste, 1989.
-VV.AA. Historia de Aragón II. Economía y sociedad.I.F.C.Zaragoza, 1996.

En la web:
 -PINILLA NAVARRO, VICENTE. La producción agraria en Aragón (1850-1935) Tesis doctoral. Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. Universidad de Zaragoza, 1990.