domingo, 6 de noviembre de 2016

LA ESPADAÑA DE SAN ESTEBAN


Como remate de la impresionante construcción de la iglesia de San Esteban se erigió una imponente doble espadaña, una estructura mural que se prolonga verticalmente sobresaliendo del resto de la edificación.
La más grande, edificada en sillarejo, acaba en un pináculo triangular y está formada por tres vanos con arco escarzano donde se albergan las campanas, rematando la estructura una cruz de hierro.
La otra espadaña, de menor tamaño, es una estructura con remate trapezoidal y compuesta por dos vanos con arco de medio punto en donde se ubican sendas campanas.
La gigantesca espadaña de San Esteban se alza altiva y majestuosa sobre el tejado de la iglesia haciéndose ver desde cualquier punto en la lejanía, condición indispensable para poder oír desde la lontananza el tañido de las campanas que, hasta un tiempo no muy lejano, marcaron el ritmo de vida de los habitantes de la villa.