domingo, 27 de noviembre de 2016

EL ENIGMÁTICO GRAFFITI DE LA IGLESIA DE SAN ESTEBAN

Puerta sur. Iglesia de San Esteban
Sos del Rey Católico
En la puerta del muro sur de la iglesia de San Esteban de Sos del Rey Católico se encuentra un enigmático graffiti muy común en muchos templos románicos. Está situado a metro y medio del suelo, en uno de los sillares de la columna izquierda del arco de entrada, justo encima de la moderna y bien visible cerradura cromada, la cual oculta la parte inferior del graffiti.

Decimos enigmático porque todavía no ha habido ningún estudioso del tema que haya sabido descifrar el significado de este graffiti. Lo que sí parece ser cierto, y en eso sí que se ponen de acuerdo los expertos, que no es la marca de cantero que aparenta ser. Las marcas de cantero las cincelaban los artesanos a conciencia, en cualquier bloque de piedra de los muchos que trabajaban, bien asentado el sillar en el terreno para poder cincelarlo lo mejor posible, es decir, antes de ser colocada "su piedra" en la edificación que se estaba construyendo, por lo que dicha piedra podía aparecer después ubicada a cualquier altura de un muro o columna, como sucede en prácticamente todas las iglesias románicas, incluida San Esteban, en Sos del Rey Católico, donde podemos ver marcas de cantero a seis, siete, ocho y más metros de altura.
Graffiti en el pilar izquierdo del pórtico
Todas las inscripciones posteriores a la construcción de un edificio o templo se llaman graffitis. 
Da la casualidad, o no, pues no sabemos tampoco el motivo de esta inscripción, que otras iguales a ésta o de escasísimas diferencias en cuanto a su dibujo se refiere, las podemos encontrar en numerosos templos de la geografía peninsular, allí donde el románico se extendió en todo su esplendor; y absolutamente todas ellas tienen el denominador común de estar situadas a menos de dos metros del suelo, allí hasta donde llega una persona con el brazo extendido para poder realizar la inscripción, por lo que no existe duda alguna que son inscripciones posteriores a la construcción del templo y, por lo tanto, no son marcas de cantero, aunque contienen símbolos utilizados por canteros. Además hay otras señales que indican que no están hechas por manos artesanales: la profundidad y el grosor de los trazos no son los de un cantero, así como también los trazados irregulares de las líneas nos confirman las dificultades del autor al trabajar en una postura y sobre una superficie incómoda. El cantero lo hubiera inscrito de la misma manera que estampaba sus marcas, bien apoyado, por lo no cabe ninguna duda que estamos ante un graffiti.
La cerradura oculta parte del graffiti
Asímismo, y en esto también coinciden los expertos, el hecho de estar ubicados todos estos graffitis en un lugar tan visible, a la altura de los ojos, y en la entrada del templo, demuestra la intención de los autores de querer indicarnos algo.
Y esto es todo lo que sabemos a ciencia cierta sobre este graffiti, todo lo demás que se ha escrito sobre su significado son elucubraciones que pasamos a resumir.

        Algunos estudiosos del arte románico denominan a esta marca, por llamarlo de alguna forma, lignum crucis (del latín: madera de la cruz), reliquia cristiana que se refiere al madero de la cruz que utilizaron los romanos para crucificar a Jesús de Nazaret; otros piensan que se trata de una marca templaria; otros, marcas de peregrino, esotéricas, astrológicas...
En cuanto a su significado, los defensores del lignum crucis sostienen que esta marca identifica que en el interior del templo hay o existió alguna vez algun lignum crucis.
       Ya hemos comentado que este graffiti aparece en muchos templos de la geografía española, por ejemplo en Aberín, Adiós, Allo, Arellano, Artajona, Auriz, Ayegui; Azanza, Carcastillo, Cáseda, Estella, Eunate, Morentín, Mués, Munárriz, Murillo de Yerri, Orendain, Puente la Reina, Rada, Rocaforte, Sansomáin, Sengáriz, Tiebas, Úcar, Villatuerta, Zariquiegui y Zurucuain en Navarra, y en las Cinco Villas en Biota, Castiliscar, Ejea de los Caballeros y Sos del Rey Católico; incluso se localiza otra, más lejana, en la iglesia de San Miguel Arcángel de Andaluz, en la provincia de Soria, pero hay muchas más repartidas por toda la geografía peninsular.

            Da la casualidad que algunos de estos templos sí alberga o albergó en el pasado algún lignum crucis, como es el caso de la Capilla de los Caballeros, en el interior de una fortaleza de la Orden Templaria en Aberin (Navarra) donde se custodiaba la reliquia desde el siglo XII hasta que posteriormente fue llevada a la iglesia de San Miguel, en Estella (Navarra), donde actualmente puede venerarse. Pero se trata simplemente de una casualidad, no existe razón histórica o convincente de ningún tipo para afirmar que todos estos lugares albergaban un lignum crucis. Además, de ser cierto, habría entre todas ellas madera suficiente como para construir una réplica del arca de Noé.
Respecto a que pudiera tratarse de un símbolo templario, o del peregrino, tampoco existen razones fundamentadas que nos aseveren el verdadero significado de este símbolo, aunque como en el caso del lignum crucis también existan las coincidencias de coexistir estas inscripciones en templos que pertenecieron en el pasado a la Orden Templaria o asentados en la ruta de peregrinaje a Santiago, pero no así en todos.
Y respecto a los que opinan que pudiera tratarse de un símbolo esotérico o astrológico las dudas todavía son mayores, pues los argumentos que sostienen carecen de toda lógica racional, sin bases ni fundamentos.
Por todo esto, y a la espera de que algún día llegue un erudito en la materia y nos sorprenda con la solución de estos enigmáticos graffitis, seguiremos preguntándonos lo mismo que hasta ahora y que nadie ha sabido responder, independientemente de las elucubraciones anteriormente expuestas: ¿Quién los hizo? ¿Con qué fin? ¿Qué significan? ¿Qué nos quieren indicar?


Descripción del graffiti
         
En rojo: cuerpo central del graffiti sin apenas varia-
ción comparándolo con los de otros lugares.
En azul: diversos tipos de cruces, inscritas o no en 
cículos. Aquí es donde se representan más variables
entre estos enigmáticos graffitis.

           El graffiti de Sos y todos los demás que aparecen en los municipios antes mencionados, con sus pequeñas diferencias, están formados por una incisión vertical, de entre 25 y 45 cm de largo, cuyo centro está atravesado perpendicularmente por otra línea recta más corta, cerrando con un trazo curvo de forma circular u ovoide la superficie abarcada por ambos extremos, consiguiendo el efecto de una cruz griega inscrita en un círculo. En otros casos el trazo horizontal de la cruz se prolonga algo más, trazando otro círculo desde sus extremos, con lo que la cruz quedaría inscrita en dos círculos concéntricos.
            La parte superior del tramo vertical, por encima del círculo, es atravesada de nuevo por otras dos líneas horizontales, más pequeñas que la central pero de diferentes larguras cada una de ellas, siendo más pequeña la más alejada del círculo, lo que formaría una cruz Patriarcal, de Caravaca o de Lorena (en otras ubicaciones aparecen tres líneas horizontales, lo que sería una cruz Papal) Generalmente las terminaciones de los brazos de la cruz están rematadas por un pequeño trazo vertical, a modo de realce.
          Por debajo del gran círculo central, y tomando como eje central el tramo vertical, aparecen dos figuras geométricas: un pequeño círculo u óvalo y debajo de éste un triángulo.
         Esta sería la composición del graffiti principal, el central y más grande. A su alrededor aparecen también otras cruces e inscripciones. Por norma general en la parte inferior derecha se encuentra una cruz latina inscrita en un círculo, y en la zona izquierda otra cruz patriarcal. Y en la parte superior, y a ambos lados del dibujo central, sendas cruces griegas, que en otros sitios aparecen enmarcadas en un círculo. En otras inscripciones parecidas, alrededor del cuerpo central del graffiti pueden aparecer cruces bautismales, crismones, cruces tau o de San Antonio Abad, o más cruces latinas, griegas o patriarcales...pudiendo estar, o no, inscritas en círculos.










BIBLIOGRAFÍA


-Dorling Kindersley. Signos y símbolos.Círculo de Lectores, 2008.
En la web:
-www.marcasdecantero.org. Elena Aranda Vázquez.”Un grafiti enigmático”
-wikipedia. Lignum crucis