miércoles, 16 de noviembre de 2016

SENDERISMO. RUTA 4: SOFUENTES




Cuando no existían las carreteras el único modo de ir desde Sos del Rey Católico a la localidad de Sofuentes era ir andando o sobre una caballería tomando un camino que, atravesando la Sierra de Peña, enlazaba ambas localidades.
Esta es la ruta que vamos a realizar, con un recorrido largo, de 14 km, sin ninguna dificultad y de casi cuatro horas de duración, pero resultará ser un apasionante itinerario porque nos vamos a adentrar en algunos de los parajes y espacios naturales vírgenes y más desconocidos de la comarca de las Cinco Villas.

Iniciamos nuestro recorrido en la carretera de circunvalación de Sos, frente a las escaleras que descienden a esta circunvalación aproximadamente a la altura del Portal de la Reina. Una señal nos indica el comienzo del recorrido: PR Z-112. Peña: 5 km. Sofuentes: 14 km.Tomamos el camino, descendiendo el cerro sobre el que se alza Sos, hasta las antiguas piscinas municipales, convertidas hoy en el club de hípica “el caballito loco”. Siguiendo el sendero PR Z-112 llegaremos hasta un panel informativo que nos resume este itinerario y otros para poder realizar desde Sos; continuando por la pista que llevamos iremos ganando altura, dejando Sos a lo lejos.
Bajada del cerro de Sos hacia
las antiguas piscinas municipales


Sos se va alejando conforme subimos en altura








                 









       El camino no tiene pérdida, está bien señalizado. Seguimos subiendo para bajar después y pasar el barranco de Cenaruga. Continuamos bordeando los relieves del entorno hasta el paraje de Arás. El camino se abre paso por un entorno de gran valor medioambiental a través de la senda de los Atalanes hasta ascender a un collado donde, en un claro del mismo, existe un cruce de caminos, continuando rectos por el PR-112. Desde aquí podemos admirar las maravillosas vistas que ofrece el paisaje: Navarra, Sierra de Leire, Santo Domingo, Sos...y Valdoscura, monte que atravesaremos a continuación, siguiendo por el PR-112, en descenso, pasando junto a la fuente del corral de Valdoscura y adentrándonos en un espeso bosque de carrascas, coscojas y quejigos, entre otra variada y abundante vegetación, dando nombre al valle por la naturaleza sombría y oscura del paisaje, que con las numerosas aves y animales terrestres que podemos ver, hacen de nuestro paseo una extraordinaria excursión medioambiental del entorno.
Abundante vegetación nos acompañará
por Valdeoscura
Corral abandonado en la Mora Alta
    Más adelante, saliendo del monte, el barranco se ensancha y llegamos al llano. El despoblado caserío de la Mora Alta nos anuncia que las especies arbóreas naturales han sido sustituidas por huertas y cultivos. Amplios campos de cereal nos acompañarán el resto del recorrido a ambos lados del camino hasta el final del trayecto. 






Camino de la Mora Baja.
     

           Tras pasar la Mora Alta llegaremos a la Mora Baja, también deshabitado, donde las ruinas de unos gigantescos lagares de piedra nos indican el auge que el cultivo de la vid tuvo en esta zona en épocas pasadas.
     Desde la Mora Baja podemos divisar a lo lejos el municipio de Sofuentes, hacia donde nos dirigimos por una pista de tierra, que se asfalta antes de llegar al núcleo urbano, entrando en la localidad de Sofuentes junto a la báscula de pesaje, donde un panel informativo, similar al que hemos visto saliendo de Sos, nos muestra la ruta que acabamos de realizar, pero en sentido contrario.  
Desde la Mora Baja se divisa, a lo lejos, la localidad de Sofuentes