domingo, 2 de octubre de 2016

DOS CABALLEROS EN SOS EN LOS SIGLOS XV y XVI

             En la Edad Media la denominación de caballero se usaba para distinguir al infanzón dedicado a la milicia. En los siglos XV y XVI eran muchos los infanzones que habitaban en Sos. Las diferencias internas en el seno de los infanzones propiciaron que hubiese diversos términos para referirse a los mismos, recibiendo la inmensa mayoría el apelativo de escuderos, el escalafón más bajo dentro de la nobleza del reino. Pero la máxima distinción, la de caballero, sólo la alcanzaron dos infanzones: Mosén Hugo de Urriés y Mosén Martín de Ampiedes.
Mosén Hugo de Urriés perteneció al linaje de los Urriés, uno de los más importantes del país tras los grandes nobles del valle del Ebro; residió en Sos entre los años 1450 y 1456, según se desprende por su contribución en la sisa sobre la carne establecida por el consejo[1]. Durante su estancia en Sos estuvo acompañado de tres servidores[2] y su permanencia en la villa se debió, sobre todo, por la turbulenta situación fronteriza que la guerra civil navarra había propiciado en la zona por su oposición a la nueva dinastía, y en la que además de las tropas navarras participaron mercenarios ingleses. Estas actividades militares en defensa del reino posiblemente determinaron su tratamiento de caballero[3].
       Pero si la presencia de mosén Hugo de Urriés en Sos fue tan sólo esporádica, no fue lo mismo la trayectoria vital de mosén Martín de Ampiedes; hijo y nieto de notarios perteneció durante toda su vida al grupo nobiliario, mereciendo el calificativo de escudero, como su padre lo fue anteriormente, combinando las armas con la literatura(ver). Participó en la guerra de Perpiñán, asediada por los aragoneses en el año 1493, tal como menciona él mismo en su “libro del anticristo”, y también en la armada contra el rey de Francia estando a las órdenes del conde de Ribagorza[4]. A partir de 1511 aparece en la documentación con el título de caballero, casi con toda seguridad por su participación en las campañas bélicas de Fernando II[5], puesto que el 14 de mayo de ese año otorgó testamento, indicando en el mismo que marchaba a la guerra de Africa, donde estaba el rey, para luchar contra los moros por la fe cristiana[6].
Como recompensa por sus servicios prestados al monarca [7]durante veinte años, Martín de Ampiedes obtuvo una pensión regia que disfrutó vitaliciamente, como así lo atestigua el nombramiento de procurador por parte de su heredero en el año 1514 para cobrar del escribano de ración del rey por el derecho a una quitación ordinaria que su padre tenía del monarca hasta el día de su muerte[8].
Además de todas estas intervenciones militares, los Ampiedes sirvieron a la Corona en el Nuevo Mundo, ya que otro de los miembros del linaje, Juan de Ampiedes, fue nombrado factor de la isla La Española, de las otras islas de Indias y de la Tierra Firme de la mar océana por Fernando el Católico en el año 1511, quien le asignó un sueldo de 80.000 maravedíes, además este Ampiedes fue el responsable de la fundación de la ciudad de Coro en la actual Venezuela[9], contribuyendo de este modo a la aventura del descubrimiento del Nuevo Mundo[10].





[1] A.H.P.S., Martín de Ampiedes, p. 390, f. 23.
[2] A.H.P.S., Juan Zareco, p. 400, f. 32.
[3] Abellá Samitier, J. Sos en la Baja Edad Media. Una villa aragonesa de frontera,  p. 124.
[4] A.H.P.S., Miguel del Sen, p. 460, ff. 28-30v.
[5] Abellá Samitier, J. Sos...cit. p. 124.
[6] A.H.P.S., Miguel del Sen, p. 466, ff. 51v-52.Juan Abellá, J. Sos... cit. p. 124.
[7] A.H.P.S., Miguel del Sen, p. 469, ff. 48v-49.
[8] Ibidem.
[9] Ramos, D. La fundación de Venezuela: Ampiés y Coro, una singularidad histórica. Valladolid-Coro, 1978, pp. 44-49.
[10] Abellá Samitier, J. Sos...cit. p.137.













 BIBLIOGRAFÍA



-ABELLÁ SAMITIER, JUAN. Sos en la Baja Edad Media. Una villa aragonesa de frontera. I.F.C. (C.S.I.C.). Ecma. Diputación de Zaragoza. Zaragoza, 2012.
-LATASSA Y ORTÍN, FÉLIX.  Bibliotheca antigua de los escritores aragoneses que florecieron desde la venida de Christo, hasta el año 1500.T. II. Zaragoza, 1796.
-RAMOS PÉREZ, DEMETRIO. La fundación de Venezuela: Ampiés y Coro. Una singularidad histórica. Ed. D. Ramos. Valladolid-Coro. 1978.
-ZURITA, JERÓNIMO. Anales de la Corona de Aragón