domingo, 24 de junio de 2018

"ME FECIT, LO FECIT, ME FIZO FAZER..." LOS DONANTES DE OBRAS


Desde la Antigüedad clásica es una tradición que los autores de obras plásticas, ya sean arquitectónicas, pictóricas o escultóricas, firmaran sus creaciones, y lo hacían usando el verbo latino facere (hacer). Plinio ya mencionaba en la Epistula praefatoria de su Naturalis historia la costumbre de los artistas de firmar sus obras usando el pretérito de este verbo: fecit (me fecit, lo fecit…)(me hizo, lo hizo…)
Ya hemos visto en otro post cómo en la época románica prácticamente desaparece el nombre del artífice de una obra, cediendo humildemente el protagonismo de la autoría, ante el temor de asemejarse al Creador, al donante de la misma, es decir, a la persona que encargó y pagó la obra.(ver)
En Sos del Rey Católico encontramos tres inscripciones de este tipo realizadas en la Edad Media: dos en obras pictóricas y una en arquitectura popular.
Sendas inscripciones pictóricas se localizan en la cripta de Santa María del Perdón y en la iglesia alta de San Esteban Protomártir de la villa. La de la cripta se ubica en el semicírculo del ábside de la izquierda o del evangelio, exactamente sobre la ventana central del ábside. Entre toda la belleza artística de las pinturas murales que cubren la bóveda  aparece la inscripción con los nombres de los donantes de tan majestuosa obra y la fecha de finalización de la misma:
“ANNUS DOMINE MCCCLXXIII FIZO PINTAR DOMINI GUYLLEM DE SANT GIL Y SU MULLER ELVIRA LONGAS A LOS CUALES DE DIOS PARAISO. AMEN”

Cripta de Santa María del Perdón. Bajo la cruz de consagración de la iglesia y sobre la ventana central del ábside del evangelio se encuentra la inscripción

En la iglesia superior la inscripción se localiza en la jamba izquierda de la ventana derecha  del ábside central o mayor (visto de frente) que, igual que la de la cripta, nos proporciona su cronología y el nombre, al menos, de uno de sus donantes:
“ESTA OBRA FIZO PINTAR PERO MIGUEL DE SOSITO: QUE DIOS PERDONE: A HONOR DE EL Y DE TODA LA CORTE CELESTIAL: Y EN REMISION DE SUS PECADOS. ERA MCCC[…](corresponde al año 1265 de nuestro calendario)TANTA: FUE ACABADA EN EL MES DE JULIO: AL OTRO DIA DE […]AYNA: E FUERON DADAS LAS […] POR […] DE DON BARTOLOME GIL E DONNA[…]

Iglesia de San Esteban. La inscripción se encuentra en la jamba izquierda de la ventana derecha del ábside central.

Para ver la tercera inscripción tenemos que desplazarnos hasta el crucero existente fuera de la muralla de Sos, frente al Portal de la Reina. Este crucero, actualmente conocido como el “crucero del Portal de la Reina”, estuvo ubicado en las proximidades del actual cementerio y posteriormente trasladado a su actual emplazamiento. La inscripción se encuentra en la basa del crucero, que es octogonal, ocupando cuatro lados del mismo. En uno de ellos puede leerse: “Pero “; en el siguiente: “Guerrer”; en el siguiente “o me fiz”; y en el cuarto: “o fazer”. Es decir: “Pero Guerrero me fizo fazer” (Pedro Guerrero me hizo hacer)
Pero Guerrero fue un habitante de Sos, perteneciente a una noble familia, que aparece documentado ya en el siglo XIV, y sus descendientes, también llamados Pedro, continúan el linaje de la familia en los siglos XV y XVI, desapareciendo el nombre de Pero Guerrero en los registros de los siglos posteriores, por lo que no sería exagerado pensar, también teniendo en cuenta otros aspectos relativos a la fábrica del crucero, que fuera mandado construir por el citado donante en esas épocas, lo que lo convertiría en uno de los cruceros más antiguos que quedan en pie en la comarca de las Cinco Villas.

Crucero de la Reina. En dos lados de su basa octogonal se lee: "Pero Guerrer"

Crucero de la reina. En los dos lados siguientes continúa: "o me fizo fazer"

Probablemente habría en Sos más inscripciones de este tipo, que lamentablemente habrán desaparecido por diversos motivos: guerras, destrucción, mala conservación de pinturas murales, abandono, desafortunadas actuaciones del ser humano…, pero no es momento de lamentaciones, sino de ser conscientes del gran valor patrimonial que ha llegado hasta nuestros días y mantener  y cuidar debidamente este patrimonio, siendo tarea de todos la conservación del mismo, aunque sólo se trate de unas simples inscripciones porque también, unas sencillas palabras inscritas hace mucho tiempo, nos revelan muchísima información de la historia de Sos.
Pero la costumbre de firmar con el verbo facere  en obras plásticas, sobre todo arquitectónicas, continúa con el paso de las épocas y su práctica no se ha olvidado en algunas edificaciones más cercanas en el tiempo e incluso más modernas. Tenemos varios ejemplos en Sos, sólo tenéis que mirar sus edificaciones cuando paseéis por la villa. Lo que sí ha cambiado es el nombre de los donantes, pues ahora ya no hay, por el de los verdaderos artífices de la obra, arquitectos o constructores. Asímismo ha cambiado el verbo latino facere por su traducción al castellano, pero al antiguo, por lo que el verbo hacer lo escriben todavía sin hache (lo izo, me izo...)
En el barrio judío
Del siglo XVIII, En el corazón de la villa de Sos.

Y la más moderna, en el Parador de Turismo, en la que se sobreentiende el "lo hizo"