domingo, 10 de junio de 2018

LA "TORRE TEJIDA" DEL CASTILLO DE SOS


Impresionante, vistosa y colorida. Así se mostrará á torre del castillo de Sos del Rey Católico durante el mes de Junio de 2018

           El 6 de junio de 2018 se cumplieron los 50 años de la Declaración de Conjunto Histórico Artístico en la localidad cincovillesa de Sos del Rey Católico.
Entre los actos conmemorativos de este quincuagésimo cumpleaños, al que acudió en visita de honor el Presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán,(ver) se encontraba la inauguración del ambicioso proyecto de “vestir” la torre del homenaje del castillo local con un tejido de lana muy especial. 
Javier Lambán, la alcaldesa de Sos, autoridades e invitados al pie de la "torre tejida". A la derecha del Presidente Lambán
la impulsora y coordinadora del proyecto de la torre, Loli Ibáñez.
               La idea de tan ingenioso proyecto es obra de Loli Ibáñez, bibliotecaria del municipio y empresaria quien, en un afán de crear una obra de arte basada en el moderno movimiento de “ Urban Knitting” y, sabiendo que el monumento o pieza a cubrir tenía que ser algo emblemático de la villa, no se conformó con algo pequeño, como los arcos de la plaza, o la espadaña de la iglesia,… no. Eligió lo más grande y alto de la villa: ¡ la torre del homenaje del castillo! ¡Olé tus… narices!
Loli Ibáñez, emocionada y feliz por ver culminado
con éxito su ambicioso proyecto, posa bajo su magistral obra
               Tras examinar los “pros” y los “contras” a los se iba a enfrentar en este ambicioso proyecto, Loli sólo veía “pros”, las dificultades, que las hubo, no las consideraba como obstáculos insalvables. Loli seguía la máxima de Nelson Mandela: “Siempre parece imposible, hasta que se hace” 
Y así se puso en marcha el proyecto de “la torre tejida”, coordinado por Loli Ibáñez e impulsado por la Asociación de Amigos de la Feria y el total apoyo del Ayuntamiento. Hace casi dos años comenzaron  las peticiones de los permisos correspondientes a la Comisión de Patrimonio del Gobierno de Aragón e instituciones pertinentes, recibiendo de todas ellas las oportunas autorizaciones que daban vía libre para continuar con el proyecto.
Había que “vestir” una torre cuadrada de veinte metros de altura, incluída las almenas y entre seis y seis metros y medio de lado.
Durante dieciocho meses,168 personas, entre hombres y mujeres de todas las edades, hasta los más pequeños, dedicaron su ocio y tiempo libre a la confección de cuadraditos de lana. Pero no sólo gente de Sos y de Aragón, sino que gente de otras comunidades se sumaron también altruistamente al proyecto, incluso huéspedes que estaban de paso por Sos;  tiendas textiles, de lanas, asociaciones de tejedores,empresarios…todos querían participar y ayudar. Y a ninguno se les dijo no, cada uno contribuía con lo que podía o con los conocimientos que desde su experiencia podía aportar.
Curioso detalle del tejido, donde parecen adivinarse la confección de unos minions
¿Lo habrá realizado un joven de corta edad?
       
          Como resultado se confeccionaron 12.689 cuadraditos de lana de 20x20 cm de todos los colores que después había que unir entre sí para simular los sillares de piedra y confeccionar en su respectivo lugar y altura los elementos característicos de la torre, como las puertas y ventanas ciegas, un puzzle en el que había que medir y encajar bien las piezas. Todo un "insignificante"  reto  para Loli.
Más retos. Una vez confeccionado el tejido hay que izarlo, desplegarlo a lo largo de los cuatro lados de la torre, coser sus extremos, hay que tener en cuenta su peso, el viento, la lluvia…  No hay problemas para Loli. Todo está controlado. Ingenieros, gente entendida y un equipo de bomberos escaladores de la Diputación Provincial de Zaragoza ayudados por voluntarios y trabajadores de Sos ponen fin a las últimas dificultades  y se encargan de vestir la torre, dar los últimos retoques y dejarla lista para admiración de todos los asistentes el día del aniversario. Así de abrigada y colorida permanecerá durante un mes. Toda una gigantesca obra de "ingeniería textil popular".¡Felicidades!
La ayuda del cuerpo de bomberos de la DPZ y voluntarios de Sos fue
imprescindible a la hora de desplegar el manto tejido por los cuatro lados de la torre
               Independientemente de los comentarios jocosos hacia la persona de Loli, que no han perseguido otro fin que el de demostrar  que en esta vida si te propones algo lo puedes conseguir a base de esfuerzo, tenacidad y constancia, existe una lectura subliminal mucho más importante en la “torre tejida", más allá del imponente, atractivo y colorido efecto visual que produce su contemplación. Se trata de admirar también el esfuerzo de esos 168 tejedores que, en este caso tienen nombre y apellidos, pero bien podrían ser 168 personas anónimas que en representación de todo un pueblo, el pueblo de Sos, y en un esfuerzo colectivo, se aúnan para conservar y defender un patrimonio histórico que hace cincuenta años quedó en el olvido y que ahora, gracias a la restauración del  pasado siglo y tras la Declaración del municipio como Conjunto Histórico Artístico, debemos saber conservar entre todos, Instituciones y vecinos. Pons Sorolla ya nos dijo que “el verdadero secreto de cuanto podrá llegar a conseguirse para la villa está en la ejemplar actitud de los hombres y mujeres de Sos” y me consta que su hija Blanca piensa igual.
En unas fechas en las que todos los sosienses estamos siguiendo la serie televisiva de ”La catedral del mar” por haber sido rodada, en parte, en Sos del Rey Católico, y en la que todo un pueblo, Barcelona, construye una catedral con gente del pueblo para el pueblo, del mismo modo todo el pueblo de Sos, los sosienses, debemos conservar el pueblo, y su patrimonio histórico, para el pueblo, y ello supone un esfuerzo conjunto de todos los vecinos.
Es labor de todos, junto a las Corporaciones e Instituciones, de cuidarlo, restaurarlo y mejorarlo. La "torre tejida" es una demostración de esta unidad, que según palabras de la alcaldesa de Sos, Mª José Navarro, "significa la unión de sumar esfuerzos para sacar Sos adelante y poner una mirada en lo más de la villa. El patrimonio es un valor diferencial para Sos, aunque requiere un gran esfuerzo para conservarlo" Desde la Declaración de Conjunto Histórico Artístico en 1968 así se ha conservado, con mucho esfuerzo de parte de todos, incluido el económico, por eso no está de más recordarlo nuevamente para que así continue y se renueve, y si nos echan una mano, mejor.

         Felicidades de nuevo a Loli Ibáñez y a todas las personas que de un modo u otro han colaborado, participado y ayudado en este fantástico y monumental proyecto.

          Y para finalizar, porque no se sabe de dónde, pero siempre saldrá algún incrédulo que pueda pensar en el desperdicio de la lana cuando pasado el mes se descuelgue el tejido de la torre, cabe añadir que Loli, cómo no, lo tiene todo previsto y pensado. Según sus palabras: "No se va a desperdiciar la ilusión y tantas horas de trabajo de tanta gente". O sea, que el tejido ya tiene destino. Grande, Loli

Felicidades a TODOS







168 hombres y mujeres de todas las edades tejieron durante año y medio para que el proyecto se hiciera realidad-
Muchas gracias a todos.


ACTOS DEL 6 DE JUNIO EN EL 50 ANIVERSARIO DE LA DECLARACION DE SOS COMO CONJUNTO HISTÓRICO ARTÍSTICO



El Ayuntamiento de Sos del Rey Católico se viste de gala para celebrar el 50 aniversaio de la Declaración de la localidad como Conjunto Histórico Artístico

El 6 de junio de 2018 Sos del Rey Católico cumplió los 50 años de la Declaración del municipio como Conjunto Histórico Artístico.
La alcaldesa de Sos y la Corporación Municipal recibe, en la
              Plaza del Ayuntamiento, al Presidente del Gobierno de Aragón,
Javier Lambán.
Por este fausto motivo el municipio tiene programados a lo largo de todo el año diversos actos encaminados a conmemorar tan preciada distinción(ver), pero la ceremonia central de celebración y la más importante tuvo lugar el mismo día 6, en el que el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, nos honró con su presencia participando en los diversos actos programados para este día.
En el salón de actos del Ayuntamiento se encontraban, además de Lambán, la alcaldesa de Sos, Mª José Navarro; concejales y Autoridades; el director de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuin; el diputado provincial, Alfredo Zaldívar; el presidente de la Institución Fernando el Católico, Carlos Forcadell; Blanca Pons Sorolla, hija del arquitecto Francisco Pons Sorolla, artífice de la rehabilitación del patrimonio histórico; Ascensión Hernández, Doctora en Historia del Arte y especialista en teoría e historia de restauración monumental; el presidente de la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España, alcaldes de otros municipios de las Cinco Villas y de poblaciones cercanas, empresarios y vecinos del municipio.
En su comparecencia, Lambán ensalzó la encomiable labor realizada tanto por el Ayuntamiento como por sus vecinos por mantener el patrimonio histórico, artístico y cultural de la localidad, al mismo tiempo que anunció la tramitación del expediente de la comisión de Patrimonio para catalogar a Sos como Conjunto Monumental.
Libro sobre la restauración de Sos del Rey Catolico
presentado por la Doctora Ascensión Hernández
Por su parte, la alcaldesa de Sos, Mª José Navarro, remarcó los continuos esfuerzos desarrollados por las corporaciones municipales y vecinos por conservar el patrimonio, pues sin ellos, además de ser Conjunto Histórico Artístico, Sos no sería el potencial turístico de referencia que actualmente posee. Añadiendo Mª José que esta labor resulta muy costosa para las arcas municipales, por lo que para el mantenimiento y mejora del conjunto patrimonial resulta necesaria la ayuda institucional.
A continuación se recordó la elogiable labor realizada por los distintos arquitectos que contribuyeron en la restauración de Sos desde mediados del pasado siglo, en especial a Teodoro Ríos Balaguer y Francisco Pons Sorolla, artífices de la “resurrección” de la villa.
La Doctora Ascensión Hernández presentó su libro “Sos del Rey Católico. Un ejemplo de recuperación de la arquitectura románica aragonesa” de la Institución Fernando el CatólicoEn él recoge las intervenciones  llevadas a cabo por ambos arquitectos en los distintos procesos de rehabilitación de la Villa, siendo una reedición conjunta de las actuaciones que los propios arquitectos realizaron en el municipio y recogidas  en sendas publicaciones: “El palacio de los Sada en Sos del Rey Católico”(Teodoro Ríos) y “Las obras de restauración en Sos del Rey Católico” (Francisco Pons Sorolla),que aparecieron en la revista Zaragoza en 1957 y 1970, respectivamente. Además se incorporan en el libro planos y fotografías inéditas que conservaba la Institución Fernando el Católico.
Blanca Pons Sorolla, hija del ilustre arquitecto Francisco Pons Sorolla y Arnau
diciendo unas palabras tras descubrir la placa en la Lonja Medieval de Sos en 
honor a su padre.
A continuación, Autoridades y público asistente recorrieron a pie parte del “recorrido turístico”, restaurado y rehabilitado por Pons Sorolla, concretamente el tramo que va desde la Plaza del Ayuntamiento hasta la torre del castillo. En este recorrido se hizo una parada en la Lonja medieval  para honrar al arquitecto Pons Sorolla y descubrir una placa conmemorativa en la fachada del edificio que él mismo restauró bajo la “Carta de Venecia de 1964”, es decir, una restauración fiel al propio monumento. Blanca Pons Sorolla, hija del ilustre arquitecto, fue la encargada de descubrir la placa que a partir de ahora lucirá la Lonja, que recibe también el nombre del arquitecto.
Leyenda de la placa recién descubierta en honor al arquitecto restaurador de la villa de Sos, Francisco Pons Sorolla

Placa del callejero de Sos dando el nombre del arquitecto Pons Sorolla al monumento de la Lonja Medieval

          A continuación, y siguiendo el recorrido restaurado por Pons Sorolla, se inició el ascenso al castillo, pasando por el mirador del “rechelao”, frente a la iglesia de San Esteban, subiendo por las escaleras adyacentes al templo.

Javier Lambán, la alcaldesa de Sos, autoridaes e invitados al pie de la torre
del castillo de Sos, forrada con un tejido formado por 12,689 cuadraditos de lana con-
feccionados a mano. A la derecha del Presidente Javier Lambán, Loli Ibáñez, coor-
dinadora del proyecto de la "torre tejida"
          Allí, en la zona más elevada de Sos y en el monumento más alto del municipio, la torre del castillo, una monumental y colorida obra de” ingeniería textil  popular” hizo olvidarnos del cansancio y la fatiga de la ascensión para recrearnos la vista con su contemplación, reconocer y admirar el esfuerzo realizado por los artífices, entender su significado y comprender su simbólico mensaje.
 Era la actividad programada para conmemorar el 50 aniversario de la declaración de Sos como Conjunto Histórico Artístico que con más tiempo se preparó, hace casi dos años.
La torre del castillo había sido cubierta, incluidas las almenas, con un manto confeccionado a mano formado por 12.689 cuadraditos de lana de 20x20 cm de lado, tejidos entre sí simulando los sillares de piedra y remarcando incluso los elementos característicos de la torre como las puertas y ventanas ciegas. Así permanecerá durante un mes. El proyecto fue dirigido y coordinado por Loli Ibáñez.(ver: "La torre tejida")


Blanca Pons Sorolla firmando en el Libro de Honor

Ascensión Hernández Martínez firmando en el Libro de Honor

Textos y firmas de Carlos Forcadell y Blanca Pons Sorolla en el Libro de Honor
Vino español ofrecidoen el patio del Ayuntamiento tras la conclusión de los actos conmemorativos
          Y  ya para terminar se procedió al acto de firmas de todos los invitados en el Libro de Honor en el patio del Ayuntamiento,ofreciéndose a todos los asistentes un vino español, donde Autoridades, personalidades y vecinos pudieron intercambiar opiniones en un ambiente social, jovial y de total libertad.

50 ANIVERSARIO DEL CONJUNTO HISTÓRICO-ARTÍSTICO DE SOS


                      Tras una larga y costosa restauración de todo el conjunto urbanístico y arquitectónico de Sos (ver), el 6 de junio de 1968 fue declarada la villa como “Conjunto Histórico-Artístico”.
                Desde entonces, vecinos, Ayuntamiento, Instituciones, Asociaciones y otros colectivos han sabido conservar y preservar el patrimonio de la Villa para que ésta no cayera en el abandono  en el que se encontraba  en la primera mitad del pasado siglo.

                  Han pasado cincuenta años de aquella declaración de Conjunto Histórico-Artístico, y por este motivo, a modo de recordatorio, y con el fin de perseverar en la importancia que tan preciada Declaración supone para el pueblo, sus habitantes, para Aragón, España, Europa y el mundo entero, el Ayuntamiento ha previsto durante todo el año 2018 una serie de actos y charlas encaminadas a divulgar nuestro valioso patrimonio histórico, artístico y cultural. Actos libres, gratuitos y de puertas abiertas para todo aquel que quiera participar de ellos, pero sobre todo dirigidos a los propios sosienses, para que su divulgación ayude aún más a conocer mejor nuestro pueblo y su patrimonio, concienciarnos del preciado tesoro que poseemos y lo cuidemos y conservemos en el futuro, generación tras generación, para no recaer en la desidia, abandono y desinterés en el que se vio inmerso en la primera mitad del siglo XX.

Programa de actos del 50 Aniversario de la declaración de Conjunto Histórico-Artístico de Sos del Rey Católico

lunes, 4 de junio de 2018

PONS SOROLLA Y ARNAU




Resultado de imagen de francisco pons sorolla
Francisco Pons Sorolla y Arnau, nacido en Madrid en 1917, nieto del pintor Joaquín Sorolla.
Arquitecto y urbanista, trabajó en el cuerpo técnico de Arquitectura del Ministerio de la Vivienda, MOPT y MOPU. En 1950, para lograr la recuperación del Patrimonio Cultural de España, se crea la Sección de Ciudades de Interés Artístico Nacional en la Dirección General de Arquitectura, donde Pons Sorolla dedicaría gran parte de su vida a la recuperación y restauración del Patrimonio Cultural de España a través del Plan de Ordenación de Ciudades de Interés Artístico Nacional, entre ellas la villa de Sos del Rey Católico, donde entre los años 1960 y 1970 realizó  la restauración y reforma urbana de la Villa, acometiendo la finalización de la restauración del Palacio de Sada, iglesia de San Martín, iglesia de San Esteban y del itinerario histótico-artístico desde el Portal de Zaragoza al Portal de la Reina, Plaza Mayor, Ayuntamiento, Lonja y subida al Castillo. Posteriormente, en 1975, también restauraría la ermita de Santa Lucía.

Los resultados de todas estas actuaciones del arquitecto Pons Sorolla son los que actualmente podemos disfrutar en la Villa.
Plano del itinerario histórico-artístico de la villa de Sos del Rey Católico






Proceso de restauración llevado a cabo por el arquitecto Pons Sorolla en el Portal de Zaragoza. Sos del Rey Católico.
El Portal de Zaragoza en la actualidad.











BIBLIOGRAFÍA

-VALLE ORTIGAS, IGNACIO. La fotografía como fuente documental para el estudio y conocimiento del patrimonio de Sos del Rey Católico (Zaragoza). Trabajo fin de grado. Universidad de Zaragoza. Facultad de Filosofía y Letras. 2015.
En la web:
-Wikipedia. Francisco Pons Sorolla.







domingo, 3 de junio de 2018

UN LAGAR Y UN LACO EN SOS


Un laco es un recipiente, normalmente de piedra, empotrado en el suelo de las bodegas de las casas, donde antiguamente se recogía el líquido del lagar, siendo éste el recipiente, mucho más grande que el laco, donde se pisaba la uva o se prensaba el aceite, presentando en su parte inferior un orificio a modo de desagüe por donde los líquidos vierten al laco.
A finales del siglo XIX y principios del XX Sos gozaba de una excelente economía, en la que el cultivo de la vid llegó a ser uno de sus principales recursos agrícolas. Prueba de ello son los gigantescos lagares que se construyeron en el caserío de La Mora Baja, pedanía de Sos del Rey Católico situada en el viejo camino hacia Sofuentes (ver)
Lagar y laco en el Restaurante La Cocina del Principal.
Sos del Rey Católico
Por entonces, en muchas casas de Sos se producía vino, tanto para su consumo particular como para su comercialización, y es por esto por lo que en muchos de los patios y bodegas de las casas de la villa existían lagares para la elaboración del tan necesario y preciado líquido.
Hoy en día ya no se cultiva la vid y los lagares caseros han ido desapareciendo de las casas poco a poco, dejando espacio a otros elementos decorativos o funcionales más acorde con la vida moderna, pero todavía se pueden ver algunos restaurados y conservados que, aunque ya no se usan desde hace muchos años, nos recuerdan la importancia que tuvo esta actividad agraria en la zona.  
En el Restaurante La Cocina Principal, en el número 13 de la calle de Fernando el Católico, en Sos, podemos ver el gigantesco lagar y el laco ubicado en la bodega de la que fue una casona noble del siglo XV. La superficie de la bodega ha sido convertida en el salón-comedor del restaurante, y en uno de sus rincones conserva el laco y el lagar, cuyo interior actualmente cumple las funciones de vinoteca del establecimiento.
Todo un recuerdo de gran valor etnográfico hacia una actividad agraria que hasta no hace muchos años supuso un sustento económico de muchos de nuestros antepasados.

domingo, 27 de mayo de 2018

LA CESTA





A principios del pasado siglo, cuando los campos de Sos estaban sembrados de abundantes viñas y el cultivo de la uva era copioso, se encontraron en la plaza del pueblo el José, que portaba una cesta en la mano, y el Ramón, un “enchargau” de Uncastillo, que le pregunta a José:
-¿Qué llevas en esa cesta?
Respondiéndole José:
-¡Si lo adivinas te doy un par de racímos!
-Hummm…….¡Empanadillas!-respondió el de Uncastillo.

IGLESIA DE SAN ESTEBAN: UBICACIÓN Y ORIENTACIÓN

En lo alto de una peña rocosa, con las casas a sus pies y dominando un extenso territorio se alza majestuosa la iglesia de San Esteban de Sos del Rey Católico

               

                          La iglesia de San Esteban en Sos del Rey Católico, es una monumental obra arquitectónica del período románico, visible desde la lejanía y desde cualquier punto cardinal.
                Su ubicación, en lo alto de una peña rocosa, con las casas a sus pies y dominando un extenso territorio visual, no obedece al capricho del maestro constructor, ni al de los donantes de la obra, ni al de obispos, gente del clero, autoridades concejiles o personas interesadas en su edificación, sino simple y concretamente al tradicional simbolismo cristiano.
               En la Edad Media, antes que la construcción de los templos románicos había que buscarles un lugar sobre el terreno. Para la construcción de un templo dedicado a Dios se elegía, en primer lugar, una ubicación en alto, pues la morada de Dios está en lo alto, pues Él es el Altísimo. Si Dios está en las alturas, su templo, su casa, también ha de estarlo. Así pues, se solía elegir un monte que dominara la aldea, como así lo sugerían los tratadistas de arquitectura como Vitruvio y, posteriormente, Alberti, Palladio, Simón García o Carlos Borromeo; y si la llanura del terreno no lo permitía lo solucionaban elevando sus muros hasta donde la ingeniería arquitectónica del momento podía alcanzar, y así ser visibles desde todos los contornos (Carlos Borromeo). En muchos casos hacían ambas cosas, como en la iglesia de San Esteban de Sos, levantada, en un principio, sobre una de las rocas que domina el pueblo (iglesia baja) y elevando posteriormente sus muros hasta una altura que en el caso de los ábsides supera los 30 metros de altura (iglesia alta). Toda una monumental y majestuosa obra arquitectónica que parece querer alcanzar el cielo. Además, la ubicación de los templos en lugares elevados nos recuerda la frecuencia con la que Dios se dirigió a su pueblo en las montañas.
                Tras decidir el lugar de ubicación, el siguiente trabajo era orientar el templo.
           
Cabecera del templo, con los ábsides orientados al Este
                 Desde la antigüedad, todos los edificios religiosos están orientados. Para ello determinaban los puntos cardinales en base a una de dos sencillas prácticas, una diurna y otra nocturna. Por el día la orientación se realizaba clavando una estaca en la tierra perpendicularmente, trazándose a su alrededor un gran círculo en el que la estaca iba proyectando su sombra; el trazo de sombra más corta resultante determinaba la dirección norte-sur. Otra opción para precisar la orientación era durante la noche, tomando como referencia la estrella polar. En este caso se clavaban dos estacas en el suelo, una más alejada de la otra, y la alineación de ambas con la estrella precisaba la dirección norte-sur. De este modo, tanto si la medición se hacía de día como de noche, sólo había que trazar la perpendicular a la línea obtenida para obtener el eje este-oeste.
                Ya los egipcios orientaban sus templos de este a oeste, hacia la salida del sol, por considerar sagrado el astro rey. 

              
Pórtico en el muro norte







                Los templos católicos también se orientaban de este a oeste, donde el prebisterio se situaría a oriente mientras que el pórtico se abriría a occidente. Esta orientación, a diferencia de los egipcios, viene ligada, otra vez, al citado simbolismo cristiano tradicional. Santo Tomás de Aquino resume de esta manera las razones que justifican esta orientación: "Es conveniente que adoremos con el rostro vuelto hacia el oriente. Primeramente para mostrar la majestad de Dios, que nos es manifiesta por el movimiento del cielo, que parte del oriente; en segundo lugar porque el Paraíso Terrenal existió en Oriente y nosotros tratamos de volver a él; en tercer lugar porque Cristo, que es la luz del mundo, es llamado Oriente por el profeta Zacarías, y porque según Daniel "subió al cielo del cielo, al oriente"; y en cuarto lugar, por último, es el oriente en donde aparecerá el último día el Hijo del Hombre, conforme a las palabras de Mateo:  “...como el relámpago sale de oriente y brilla hasta ei occidente” (Mt. 24: 27)
            Debemos rezar hacia el oriente porque por allí sale el sol, la Luz que es Cristo, iluminando con sus rayos la vida sobre la Tierra; porque Cristo, como Dios y cabeza de la Iglesia es la Luz que ilumina el mundo, y porque allí se encuentran los lugares donde vivió, murió y resucitó Jesucristo.
                


 
Tímpano de la portada de San Esteban con la imagen de Cristo sentado en su trono.
Sos del Rey Católico
             




                En oposición, el oeste, donde se reciben los últimos rayos de luz del día, es considerado como el reino del Anticristo, de las tinieblas y de la muerte. Por eso, la portada indica la puerta del cielo, según las propias palabras de Jesús: "yo soy la puerta por la que deben entrar las ovejas…todo el que entre en el redil por esta puerta, estará a salvo, y sus esfuerzos por buscar el sustento no serán en vano” (Jn, 10: 7-9) El arco de la puerta simboliza la bóveda celeste, recordando a los fieles que van a entrar en el mundo de lo divino. Así los fieles, al entrar al templo, harán un recorrido que irá de la oscuridad hacia la luz, hacia el este, hacia el altar, la parte más importante de la iglesia. Al iniciar este recorrido los fieles de la Edad Media, en las iglesias románicas, encontrarán en la portada una variada simbología  de tipo didáctico y propagandístico invitándoles a entrar, generalmente presidida por un Cristo Pantocrátor esculpido en el tímpano de la misma, escenas del Juicio Final y otras alusivas al bien y el mal, a los diversos tipos de pecados o referentes a la propia vida de Jesús, signos zodiacales, cósmicos, bestiarios (ver las identificaciones de animales de la portada de San Esteban estudiadas por Loli Ibáñez), elementos alusivos a los trabajos del hombre en la tierra durante el año y un largo etcétera de símbolos; toda una enciclopedia que resulta ser un resumen teológico de la doctrina representada en el interior, recordando a los fieles, en todo momento, que van a entrar en el templo de Dios, que van a pasar del mundo terrenal al celestial, de lo humano a lo divino, de las tinieblas a la luz.

               
Ventanas inferiores de los ábsides, correspondientes a la iglesia baja (cripta)
                  Tras cruzar la puerta entrarán en penumbra debido a los escasos y pequeños vanos existentes en los muros de cierre del templo, originando una sensación de temor y acompañados también por más imágenes esculpidas o pintadas alusivas al mundo terrenal y divino, y recorrerán en línea recta  por el eje central del templo (oeste-este) toda la nave de la iglesia hasta el transepto, que es el punto de unión de la nave con la cabecera, la unión de lo terrenal con lo celestial. Generalmente una verja impedía el acceso al altar, el punto más importante y divino, donde convergen los rayos de luz que penetran por los vanos de los ábsides; la luz de Cristo que alumbra al mundo, que ilumina al hombre y lo saca de sus tinieblas, el lugar de comunicación con Dios donde se hará posible la "teofanía". El ábside (si sólo hay uno), el mayor en caso de haber dos o el central caso de existir tres, como ocurre en la mayoría de iglesias románicas, está decorado en la mayoría de las ocasiones por un Cristo Pantocrátor, la figura de Cristo como luz que alumbra el mundo. En la cripta de Santa María del Perdón, en Sos del Rey Católico, se encuentra pintada la figura de un Cristo Pantocrátor, pero no en el ábside central, sino en el del lado del evangelio, en el ábside izquierdo.
              
Cristo Pantocrátor inscrito en mandorla en la bóveda del ábside del evangelio en la cripta de Santa María del Perdón


Ventanas superiores de los ábsides, correspondientes a la iglesia superior.
                       Respecto a la orientación de las tres ventanas de los ábsides de la iglesia de San Esteban de Sos cabe decir que están orientadas astronómicamente hacia los puntos de salida del sol: la central coincide con los días de los equinoccios y las laterales con los del solsticio de verano e invierno, respectivamente. Pero este es un complejo tema en el que geometría y cosmografía se conjugan a la perfección y del que nos ocuparemos más extensamente en otra ocasión.
                La portada de la cripta de Santa María del Perdón (iglesia baja) está orientada, como mandan los cánones, hacia el oeste. Igualmente, la primitiva portada del templo superior se ubicaba hacia occidente, como así se desprende de los restos que quedan en el muro oeste; restos del pórtico que se ven anclados en el muro original de la iglesia y que se notan disociados del resto del muro por ser muy anteriores a él, advirtiéndose estar formado por arco de medio punto y tímpano. El doctor Ángel San Vicente Pino y otros estudiosos afirman que este pórtico fue trasladado a su actual ubicación en el muro norte cuando se amplió la iglesia de San Esteban en el siglo XVI.
Restos del primitivo pórtico en el muro oeste del templo

                Hemos visto cómo la ubicación y orientación de las dos iglesias de Sos se ajustan perfectamente a los cánones establecidos para las construcciones de templos cristianos, pero aunque la descripción que hemos realizado sobre la orientación de los templos es genérica, también existen excepciones. No obstante, los fundamentos en los que se basan la ubicación y orientación de todas las iglesias románicas y de sus distintos y diversos elementos, aunque con diferentes aplicaciones, están basados en los pasajes bíblicos, en las ideas de los tratadistas de arquitectura de la época, en el tradicional simbolismo cristiano, la geometría y la cosmografía. 
              En resumen, la iglesia de San Esteban de Sos, y todas los templos románicos existentes, no son construcciones edificadas arbitrariamente por el "magíster muri", sino que responden a una simbología cristiana y divina que trata, desde antes de su construcción, como hemos visto, de transmitir lo trascendental al alma humana intentando buscar el equilibrio entre lo terrenal y lo celestial. Simbología que se extiende posteriormente a todos los demás elementos constructivos y decorativos del templo y que es capaz de llenar bibliotecas enteras con amplísimos y extensos tratados bibliográficos realizados por numerosos expertos, eruditos y estudiosos sobre el tema.
Absides de la iglesia de San Esteban, orientados hacia el Este, hacia la Luz de Dios.







BIBLIOGRAFÍA

-BORROMEO, CARLOS. Instrucciones de la fábrica y el ajuar eclesiástico. Universidad Nacional Autónoma de México. México, 2012.
-ESTEBAN LORENTE, JUAN. E. Tratado de iconografía. Istmo. Madrid,1995.
-HANI, JEAN. El simbolismo del templo cristiano. Ed. Juan J. de Olañeta. Palma de Mallorca, 2016.
-SAN VICENTE, ÁNGEL. "Iglesia de San Esteban", en: VV.AA. Arte religioso en Sos del Rey Católico, pp. 7-36. I.F.C. (C.S.I.C.) Zaragoza, 1978.
-TERÁN BONILLA, JOSÉ ANTONIO. “El simbolismo del templo cristiano novohispano” Revista Xiloca nº 16, pp. 209-230. Calamocha (Teruel), 1995.
-LA BIBLIA. Edición popular. La casa de la Biblia. Madrid, 1993.
En la web:
-https://es.scribd.com/doc/9716310/Simbolismo-Romanico. Simbolismo románico. Arteguías.com
-https://sitibiterralevis.wordpress.com/2010/08/01/la-simbologia-en-el-romanico/ La simbología en el románico.
http;//sac.csic.es/astrosecundaria/pt/astronomia_en_la_ciudad/iglesias%20romanicas%20final.pdf. Ederlina Viñuales Garín. La orientación de las iglesias románicas