domingo, 15 de octubre de 2017

MIRANDO HACIA ARRIBA

                                          Sí, todos sabemos que resulta muy difícil e incómodo pasear con la cabeza levantada y mirando hacia arriba, pero en Sos del Rey Católico este esfuerzo bien merece la pena. He aquí algunas de las muchas cosas que pueden verse en Sos si paseas con "la cabeza bien alta".





















































INSTALACIONES DEPORTIVAS EN SOS

          
Frontón. Sos del Rey Católico

             En Sos del Rey Católico son varias las instalaciones deportivas que se pueden usar y disfrutar; casi todas ellas localizadas fuera del casco urbano y concentradas en el mismo lugar, a excepción del frontón ubicado en la entrada del municipio, que tiene la peculiaridad de poseer la pared lateral en el lado derecho en vez de en el izquierdo. Otro frontón de nueva construcción se encuentra en Sofuentes.
Frontón de Sofuentes

        Saliendo del municipio en dirección a Zaragoza, detrás de la gasolinera, encontramos el resto de instalaciones deportivas:
        Además de las piscinas(ver), un campo de fútbol de medidas reglamentarias con césped natural y un gran polideportivo, inaugurado en el año 2006, con una cancha polivalente para practicar balonmano, bascket, fútbol sala y voleivol, donde también se entrena el equipo de tenis de mesa de la villa y en cuya pista se dan semanalmente clases de aerobic. El polideportivo también cuenta con un gimnasio de 200m2 equipado con 25 aparatos para ejercicios musculares y otros accesorios y fitness.para conseguir una condición personal saludable.

Campo de fútbol y pabellón polideportivo. Sos del Rey Católico.
           


           Unas instalaciones más que suficientes para el municipio en las que tanto los jóvenes  pueden practicar su deporte preferido como ocupar el tiempo libre o de ocio los más mayores, lo que sin duda repercutirá en una mejor salud y calidad de vida para todos los habitantes de Sos.

domingo, 8 de octubre de 2017

POZO PIGALO, EN LUESIA

       
Pozo Pigalo. Luesia.
       
                      Si queremos disfrutar de un día tranquilo y refrescante, desde Sos del Rey Católico podemos acercarnos hasta el Pozo Pigalo, en Luesia. Un enclave natural de gran valor geomorfológico, paisajístico y naturalístico donde el río Arba de Luesia ha generado unas pozas naturales de agua en su cauce, a modo de piscinas, donde poder bañarse.

Señalización en la carretera A-1202
Señalizaciones en la carretera A-1202
               
         















                     El río Arba de Luesia nace en la vertiente sur de la sierra de Santo Domingo. Su régimen hidrológico es pluvial mediterráneo y de carácter estacional, condicionado su caudal por la irregularidad de las precipitaciones, por lo que sería conveniente informarnos, antes de ir, del estado del cauce del río. El Arba de Luesia continúa en dirección suroeste hasta la localidad de Biota, donde se abre al entrar en el llano rumbo a Ejea, juntándose con el Arba de Biel y el Riguel y desembocando en el río Ebro por Gallur.

                   Para llegar al lugar del Pozo Pigalo desde Sos tenemos que tomar la carretera CV-841 hasta Uncastillo y aquí la A-1202 hasta Luesia. Tras cruzar el puente del río y poco antes de entrar en el municipio de Luesia hay que tomar una pista a nuestra izquierda, señalizada en la carretera, que tras ocho kilómetros por ella nos llevará hasta la zona de aparcamiento del Pozo Pígalo. La pista se encuentra en buen estado y pueden circular por ella cualquier clase de vehículos.
               
Enclave natural de Pozo Pigalo
                    El entorno geológico del río está formado por pliegues anticlinales y sinclinales de calizas, margas y conglomerados desarrollados en terrenos del Cretáceo-Terciario dando lugar a paredes casi verticales, donde  el río ha ido modelando su curso sobre areniscas y lutitas, formando su sinuoso recorrido y aislando los estratos de arenisca, que retienen el agua generando pozas de diversos tamaños a lo largo de su curso alto y medio.
           Entre las aves que habitan en su entorno podemos ver, entre las grandes rapaces, el quebrantahuesos, y de menor envergadura la abubilla, el carbonero, el martín pescador, la lavandera o el abejaruco, entre otros, siendo el sapo, la rana común y el tritón los anfibios más representativos de su cuenca. Entre los reptiles podemos encontrar la víbora hocicuda, el lagarto ocelado o el lución, y entre las especies de peces, el barbo y la madrilla en el curso alto del río.
               
Pozo Pigalo. Escaleras para bajar al cauce
                            El lugar está rodeado de especies arbóreas como el roble, pino ,haya y quejigo. Junto al curso de sus aguas podemos ver una estrecha franja de vegetación de ribera formada por sauces, sargas, álamos, avellanos y una mimbrera calcófila propia de los cauces que sufren avenidas torrenciales temporales. Y en las zonas próximas de pastos el típico boj, setos, aliagas, matorral espinoso y otros arbustos heliófilos.
                El pozo Pigalo es la primera poza que encontramos en nuestro recorrido tras dejar el vehículo en la zona de aparcamiento. Es la poza más grande y la mejor habilitada en cuanto a servicios al visitante, por lo que resulta ser la más concurrida por los bañistas que acuden a pasar el día. Sin embargo, remontando el río encontraremos otras pozas más pequeñas y mucho menos frecuentadas por la gente, como la Poza de Santa María,  pero no por ello menos interesantes desde el punto de vista naturalístico y paisajístico.
              
Río Arba de Luesia en época de sequía.
                     En Pigalo existe también la zona de acampada del Pozo Pigalo, con servicio de bar, zona de esparcimiento, entre pinos, con mesas y asientos habilitados como merendero, fácil acceso a la poza a través de escaleras de piedra y varios “trampolines” naturales de roca desde donde los más atrevidos pueden lanzarse al agua, aunque… ¡ojo!, ¡con precaución!
            Un entorno natural ideal para realizar una excursión diaria a un río que, en su cabecera, mantiene un importante estado natural que da lugar a hacerlo merecedor de ser declarado Reserva Natural Fluvial.
            Toda la zona está declarada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).
         



                       Además de Pozo Pigalo, podemos complementar esta excursión con una visita al cercano yacimiento arqueológico del monasterio prerrománico del Corral del Calvo, el castillo de Sibirana (ver) o el de Luesia (ver).
 
Pozo Pigalo. Una piscina fluvial natural

Pozo Pigalo. Luesia








BIBLIOGRAFÍA


En la web:
www.mapama.gob.esReserva natural fluvial río Arba de Luesia
www.aragon.es.Río Arba de Luesia. Pozo Pigalo.