sábado, 24 de octubre de 2015

PATIOS Y PORTONES DE FINCAS

Siempre que el espacio lo permitiera, las casas disponían un gran patio exterior, alrededor del cual se disponía la vivienda y el resto de las dependencias imprescindibles para el trabajo diario ( cuadras, establos, cobertizos, almacenes de aperos y de útiles de trabajo, pajares y graneros, leñera, bodega, la trunfera para las patatas, majadería, horno, pozo…) Todas estas dependencias se cerraban con un tapial de piedra dejando un gran portón de acceso al patio, que suele ser en arco de medio punto o adintelado, cubierto o no por un tejadillo a dos aguas con tejas.


Entrada al patio con puerta adintelada y tejadillo a dos aguas. Mora Alta (Sos del Rey Católico)

Tejadillo de portón. Al fondo, la vivienda. Mora Alta (Sos del Rey Católico)

Acceso al patio con rústico dintel de madera. Mora Baja (Sos del Rey Católico)