sábado, 3 de octubre de 2015

MARTÍN I "EL HUMANO". EL COMPROMISO DE CASPE

A Juan I le sucedió su hermano Martín I, segundo hijo de Pedro IV. Fue rey de Aragón, Valencia, Mallorca, Cerdeña, Sicilia y conde de Barcelona. Todo su reinado estuvo marcado por el Cisma de Occidente, situándose entre los partidarios de Benedicto XIII, pues el Papa Luna era pariente de su primera mujer María de Luna, fallecida en 1406.
Representación de Martín I "el Humano" Retablo de San Severo. Museo Diocesano de Barcelona
Igualmente, durante todo su reinado intentó terminar con los bandos y guerras privadas nobiliarias que gran número de sus súbditos sostenían dentro de sus estados, y que provocaban grandes y graves disturbios y una gran sensación de inseguridad, conflictos que no pudo solventar.

Martín I, debido a la resistencia que Sos ofreció a los continuos ataques del rey de Navarra, del conde de Foix y de localidades vecinas navarras como Sangüesa y Cáseda, dispuso el 2 de agosto de 1400 que nunca Sos, ni su castillo, ni sus aldeas ni términos podrían ser enajenadas por los reyes aragoneses de su Corona, o sea, que la villa jamás sería entregada en señorío, ni a nobles ni a instituciones eclesiásticas: “…no enajenar jamás él ni sus sucesores en la Corona y Patrimonio Real de la Villa, Castillo, Aldeas y Términos llámense como se llamaren, sus rentas, proventos y emolumentos, mero mixto Imperio, potestad alta y baxa y qualesquiere derechos que el Rey tuviere…”. Además facultó al concejo para que se eligiesen a dos candidatos para ocupar la más importante magistratura de la villa, la de Justicia, para que el monarca decidiese cual de las dos personas era la más indicada para desempeñar dicho cargo.[1]
Igualmente, el 3 de septiembre del año 1400, Martín I, autorizó al consistorio sosiense para incorporar a la villa el lugar de Arbe y su jurisdicción, incluyendo Gordués, que en enero de 1395 habían comprado los Lozano a la Corona por 200 florines de oro, 4.000 sueldos y cuatro dineros jaqueses, aunque el monarca se reservó el derecho de retracto mediante un instrumento de gracia confeccionado el 20 de julio de ese mismo año,  “ …que por una sentencia arbitraria se había adjudicado a Martín de Lozano y Ampies, y recobrado que sea, lo une y devuelve su Majestad a dicha villa para siempre, prometiendo y jurando por Dios Nuestro Señor y a los Cuatro Evangelios, tocados de dicho Rey, de no separarlo jamás de dicha Villa, reservándose perpetuamente los emonumentos que provengan de la jurisdicción y cualesquiera otros que hubieran tenido los Señores Reyes sus antecesores”[2]. Pese a la intervención de la Corona, muy pronto Gordués retornó a los Lozano, quienes fueron señores del mismo durante todo el Cuatrocientos, siendo el linaje de los Lozano el único en Sos que tuvo la categoría de señores por ejercer un tipo de señorío, frente al resto de la nobleza que no gozaba de estas prerrogativas.
El tres de febrero de 1402 el rey Martín I prorrogó a la Villa de Sos por ocho años más, el tiempo que le había asignado el Gobernador de Aragón Don Gil Rodrigo de Lihori para la demolición de las viejas murallas.[3]

El único hijo varón de Martín I, el rey Martín “el Joven” de Sicilia, murió el 25 de julio de 1409 sin descendencia legítima. La muerte de su hijo y la obstinada negación de Martín I a designar sucesor originaron una grave crisis sucesoria en la Corona de Aragón. Dos meses después de morir su hijo Martín I contrajo segundas nupcias con Margarita de Prades con el objetivo de engendrar un varón que le sucediera en el trono, pero de esta unión no nació ningún hijo, por lo que intentó legitimizar a su nieto bastardo Fadrique de Luna, hijo de Martín “el Joven”, pero no encontró apoyo político suficiente para convertirlo en heredero.
El 31 de mayo de 1410 moría Martín I. Las instrucciones en el testamento del rey Martín, en el que exponía “que le sucediere en la Corona aquel que constase debérsele legítimamente”, abrían el camino al trono hasta seis pretendientes, incluído su nieto, todos ellos ligados al linaje real por lazos de sangre más o menos lejanos, abriéndose de este modo un interregno de dos años.
En este período, y ante la ausencia de autoridad, se produjeron asesinatos y disturbios que mantuvieron enfrentadas a diversas facciones en todos los territorios, hasta que se tomó la decisión de reunir a tres representantes de cada uno de los estados inseparables de la Corona (Aragón, Valencia y Cataluña), con objeto de examinar los derechos de cada pretendiente al trono y, tras deliberar, manifestar a quién, con mayor justicia, pertenecía la Corona de Aragón. El 28 de junio de 1412, los compromisarios, reunidos en la colegiata de Caspe, leyeron su sentencia: se declara heredero del trono de la Corona de Aragón al infante castellano Fernando, hijo de Leonor de Aragón -hermana de Martín el Humano, por tanto, nieto por vía materna de Pedro IV- y de Juan I de Castilla, siendo nieto por la rama paterna del rey Enrique II de Castilla.
El Compromiso de Caspe. Agustín LLop. Ayuntamiento de Caspe
Los compromisarios de Caspe. Francisco Marín Bagüés. Diputación Provincial de Zaragoza

Fernando había mostrado su valía al ser regente del reino de Castilla, por la minoría de edad de su sobrino Juan. Esta regencia era compartida con la madre del rey, Catalina, viuda de Enrique III, pero otorgaba a Fernando un poder efectivo del que carecían otros pretendientes a la Corona. La decisión fue histórica, sobre todo, por el seguimiento de la vía jurídica para llegar al acuerdo, respetando la indivisibilidad de la Corona.
                   A Fernando, que reinaría como Fernando I, se le conoce también por el sobrenombre de “el de Antequera” por haber conquistado esta plaza a los moros, siendo el primer monarca aragonés de la dinastía castellana de los Trastámara.(Continuación)




[1] Archivo de la villa de Sos. Año 1400.
[2] Noticias históricas de Sos. Ambrosio Guillén de Jasso.Archivo de la villa de Sos, año 1440. A.P.Z.  R.O. Reg. 810, f.7.
[3] Archivo de la villa de Sos. Año 1402.


BIBLIOGRAFÍA

-ABELLÁ SAMITIER, JUAN. Selección de documentos de la villa aragonesa de Sos (1202-1533) I.F.C. (C.S.I.C.) Excma. Diputación Provincial. Zaragoza, 2009.
-CABEZUDO ASTRAIN, JOSÉ y ANTONIO GUILLÉN DE JASSO. Noticias históricas de Sos. Cuadernos de historia Jerónimo Zurita, nº 3. Zaragoza, 1952.
-CORRAL LAFUENTE, JOSÉ LUIS. Historia contada de Aragón. Librería General. Zaragoza, 2000.
-MELIÁ y BOMBOÍ, VICENT. El corazón del Papa Luna. Ed. www.peniscolamagia.com. Peñíscola (Castellón), 2009.
-VV.AA.La Corona de Aragón en el centro de su historia. El interregno y el Compromiso de Caspe (1410-1412). Ángel Sesma Muñoz (director científico) Gobierno de Aragón. Zaragoza, 2010.
-Reyes y Reinas de Aragón. Coleccionable Heraldo de Aragón.