domingo, 10 de junio de 2018

LA "TORRE TEJIDA" DEL CASTILLO DE SOS


Impresionante, vistosa y colorida. Así se mostrará á torre del castillo de Sos del Rey Católico durante el mes de Junio de 2018

           El 6 de junio de 2018 se cumplieron los 50 años de la Declaración de Conjunto Histórico Artístico en la localidad cincovillesa de Sos del Rey Católico.
Entre los actos conmemorativos de este quincuagésimo cumpleaños, al que acudió en visita de honor el Presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán,(ver) se encontraba la inauguración del ambicioso proyecto de “vestir” la torre del homenaje del castillo local con un tejido de lana muy especial. 
Javier Lambán, la alcaldesa de Sos, autoridades e invitados al pie de la "torre tejida". A la derecha del Presidente Lambán
la impulsora y coordinadora del proyecto de la torre, Loli Ibáñez.
               La idea de tan ingenioso proyecto es obra de Loli Ibáñez, bibliotecaria del municipio y empresaria quien, en un afán de crear una obra de arte basada en el moderno movimiento de “ Urban Knitting” y, sabiendo que el monumento o pieza a cubrir tenía que ser algo emblemático de la villa, no se conformó con algo pequeño, como los arcos de la plaza, o la espadaña de la iglesia,… no. Eligió lo más grande y alto de la villa: ¡ la torre del homenaje del castillo! ¡Olé tus… narices!
Loli Ibáñez, emocionada y feliz por ver culminado
con éxito su ambicioso proyecto, posa bajo su magistral obra
               Tras examinar los “pros” y los “contras” a los se iba a enfrentar en este ambicioso proyecto, Loli sólo veía “pros”, las dificultades, que las hubo, no las consideraba como obstáculos insalvables. Loli seguía la máxima de Nelson Mandela: “Siempre parece imposible, hasta que se hace” 
Y así se puso en marcha el proyecto de “la torre tejida”, coordinado por Loli Ibáñez e impulsado por la Asociación de Amigos de la Feria y el total apoyo del Ayuntamiento. Hace casi dos años comenzaron  las peticiones de los permisos correspondientes a la Comisión de Patrimonio del Gobierno de Aragón e instituciones pertinentes, recibiendo de todas ellas las oportunas autorizaciones que daban vía libre para continuar con el proyecto.
Había que “vestir” una torre cuadrada de veinte metros de altura, incluída las almenas y entre seis y seis metros y medio de lado.
Durante dieciocho meses,168 personas, entre hombres y mujeres de todas las edades, hasta los más pequeños, dedicaron su ocio y tiempo libre a la confección de cuadraditos de lana. Pero no sólo gente de Sos y de Aragón, sino que gente de otras comunidades se sumaron también altruistamente al proyecto, incluso huéspedes que estaban de paso por Sos;  tiendas textiles, de lanas, asociaciones de tejedores,empresarios…todos querían participar y ayudar. Y a ninguno se les dijo no, cada uno contribuía con lo que podía o con los conocimientos que desde su experiencia podía aportar.
Curioso detalle del tejido, donde parecen adivinarse la confección de unos minions
¿Lo habrá realizado un joven de corta edad?
       
          Como resultado se confeccionaron 12.689 cuadraditos de lana de 20x20 cm de todos los colores que después había que unir entre sí para simular los sillares de piedra y confeccionar en su respectivo lugar y altura los elementos característicos de la torre, como las puertas y ventanas ciegas, un puzzle en el que había que medir y encajar bien las piezas. Todo un "insignificante"  reto  para Loli.
Más retos. Una vez confeccionado el tejido hay que izarlo, desplegarlo a lo largo de los cuatro lados de la torre, coser sus extremos, hay que tener en cuenta su peso, el viento, la lluvia…  No hay problemas para Loli. Todo está controlado. Ingenieros, gente entendida y un equipo de bomberos escaladores de la Diputación Provincial de Zaragoza ayudados por voluntarios y trabajadores de Sos ponen fin a las últimas dificultades  y se encargan de vestir la torre, dar los últimos retoques y dejarla lista para admiración de todos los asistentes el día del aniversario. Así de abrigada y colorida permanecerá durante un mes. Toda una gigantesca obra de "ingeniería textil popular".¡Felicidades!
La ayuda del cuerpo de bomberos de la DPZ y voluntarios de Sos fue
imprescindible a la hora de desplegar el manto tejido por los cuatro lados de la torre
               Independientemente de los comentarios jocosos hacia la persona de Loli, que no han perseguido otro fin que el de demostrar  que en esta vida si te propones algo lo puedes conseguir a base de esfuerzo, tenacidad y constancia, existe una lectura subliminal mucho más importante en la “torre tejida", más allá del imponente, atractivo y colorido efecto visual que produce su contemplación. Se trata de admirar también el esfuerzo de esos 168 tejedores que, en este caso tienen nombre y apellidos, pero bien podrían ser 168 personas anónimas que en representación de todo un pueblo, el pueblo de Sos, y en un esfuerzo colectivo, se aúnan para conservar y defender un patrimonio histórico que hace cincuenta años quedó en el olvido y que ahora, gracias a la restauración del  pasado siglo y tras la Declaración del municipio como Conjunto Histórico Artístico, debemos saber conservar entre todos, Instituciones y vecinos. Pons Sorolla ya nos dijo que “el verdadero secreto de cuanto podrá llegar a conseguirse para la villa está en la ejemplar actitud de los hombres y mujeres de Sos” y me consta que su hija Blanca piensa igual.
En unas fechas en las que todos los sosienses estamos siguiendo la serie televisiva de ”La catedral del mar” por haber sido rodada, en parte, en Sos del Rey Católico, y en la que todo un pueblo, Barcelona, construye una catedral con gente del pueblo para el pueblo, del mismo modo todo el pueblo de Sos, los sosienses, debemos conservar el pueblo, y su patrimonio histórico, para el pueblo, y ello supone un esfuerzo conjunto de todos los vecinos.
Es labor de todos, junto a las Corporaciones e Instituciones, de cuidarlo, restaurarlo y mejorarlo. La "torre tejida" es una demostración de esta unidad, que según palabras de la alcaldesa de Sos, Mª José Navarro, "significa la unión de sumar esfuerzos para sacar Sos adelante y poner una mirada en lo más de la villa. El patrimonio es un valor diferencial para Sos, aunque requiere un gran esfuerzo para conservarlo" Desde la Declaración de Conjunto Histórico Artístico en 1968 así se ha conservado, con mucho esfuerzo de parte de todos, incluido el económico, por eso no está de más recordarlo nuevamente para que así continue y se renueve, y si nos echan una mano, mejor.

         Felicidades de nuevo a Loli Ibáñez y a todas las personas que de un modo u otro han colaborado, participado y ayudado en este fantástico y monumental proyecto.

          Y para finalizar, porque no se sabe de dónde, pero siempre saldrá algún incrédulo que pueda pensar en el desperdicio de la lana cuando pasado el mes se descuelgue el tejido de la torre, cabe añadir que Loli, cómo no, lo tiene todo previsto y pensado. Según sus palabras: "No se va a desperdiciar la ilusión y tantas horas de trabajo de tanta gente". O sea, que el tejido ya tiene destino. Grande, Loli

Felicidades a TODOS







168 hombres y mujeres de todas las edades tejieron durante año y medio para que el proyecto se hiciera realidad-
Muchas gracias a todos.