sábado, 6 de junio de 2015

LA PINTURA EN LAS FACHADAS

La fachada principal de las casas, por ser la que está más a la vista, es motivo de ornamentación y decoración, marcando a través de ella claras diferencias sociales. Además de los elementos auxiliares que ya hemos visto (puertas, ventanas, balcones, escudos, llamadores, etc...) otro elemento de decoración es la pintura.
Aunque el paso del tiempo no deja verlo con claridad esta fachada de la calle Fernando el Católico estaba blanqueada en su totalidad.
Fachada blanqueada. Sos del rey Católico

















Antiguamente se blanqueaban y encalaban las fachadas, si bien era una manifestación más de tipo higiénico que decorativo, pues la cal se utilizaba como desinfectante en las paredes.

Encalado de vanos en una casa de Vico
Es frecuente que los materiales empleados en la estructura de la fachada de la casa conserve su apariencia natural, sobre todo si ésta es de piedra de sillería, aunque el entorno de puertas y ventanas solían encalarse si los sillares lisos lo permitían. Había quien encalaba los sillares de los vanos por motivos supersticiosos.
Encalado de la galería del último piso. Sos del Rey Católico
Posteriormente el encalado se hizo extensivo a toda la fachada, previamente enfoscada o revocada con arena y cal, o al menos se encalaba el último piso si no estaba construído en piedra. Las fachadas de tapial o adobe se revocaban con arena y cal o yeso, aunque en casas muy humildes se dejaban a la vista.
En el interior de la vivienda se encalaban las paredes y los techos, incluídos maderos, a excepción de las cuadras y graneros.






                           A veces las fachadas pueden decorarse o protegerse con pintura, lo que es usual en el caso de la madera y elementos de carpintería. La pintura de puertas, ventanas, contraventanas y galerías busca el efecto decorativo resaltando los vanos con atractivas soluciones cromáticas, ya sea con la elección de colores vivos y brillantes o con atrevidas combinaciones. En Sos se encuentran también fachadas pintadas en uno o varios tonos, con franjas de color resaltando los vanos o incluso con motivos geométricos o vegetales, con adornos de cerámica o dibujos florales.



Fachada de un solo color resaltando con otro más fuerte los vanos, balconadas y esquinas. Sos del Rey Católico
Fachada de un solo color resaltando profusamente los vanos con molduras pintadas de blanco. Sos del Rey Católico.


Fachadas pintadas de un solo color con diversos detalles en sus vanos para resaltar las puertas y ventanas. Sos del rey Católico.
                    
Fachada decorada con azulejos. Sos de Rey Católico.

Vano de ventana con decoración de cerámica. Sos del Rey Católico