domingo, 25 de marzo de 2018

ORIGEN DE LA VARA ARAGONESA DE SOS DEL REY CATOLICO

Barra aragonesa. Sos del Rey Católico

De todos es conocida la hendidura existente en las piedras del soportal interior de la plaza del Mercado de Sos y que dicha marca representa la “vara aragonesa”, unidad de medida que regía en el Reino de Aragón en la Edad Media y cuya finalidad, al estar ubicada en un lugar visible y accesible dentro del mercado, era que los compradores pudieran verificar en ella,en caso de duda y con el almutafaz como testigo, que no habían sido engañados o estafados en las compras o transacciones realizadas con los mercaderes. Pero ¿Cuál es el origen de la vara aragonesa?
Desde tiempos muy remotos el hombre se vio en la necesidad de disponer de un sistema de medidas para realizar con exactitud, y siempre de la misma forma, los intercambios comerciales.
La unidad de medida más antigua que se conoce es el patrón de Nippur, encontrado en esta antigua ciudad sumeria, la primera gran civilización mesopotámica, y que actualmente se conserva en el Museo Arqueológico de Estambul. Quien confeccionara este patrón seleccionó el cuerpo humano como base para las unidades de medida tomando como patrón diversas longitudes de la anatomía humana (antebrazo, pies, codo, manos, dedos…) Se conocen como medidas antropométricas, es decir, las que derivan de las dimensiones del cuerpo humano. Entre todas ellas el codo fue la unidad más utilizada en la antigüedad, siendo ésta la distancia que hay desde el codo hasta la punta del dedo corazón de la mano. La vara era la distancia desde el centro del cuerpo (punta de la nariz)hasta el extremo del dedo corazón estando los brazos extendidos o la distancia entre los codos cuando los brazos están extendidos y las manos unidas en el pecho.Un codo equivalía a dos palmos y una vara a dos codos o cuatro palmos.
Patrón de Nippur (wikipedia.org)
Posteriormente, otras civilizaciones, egipcios, griegos, romanos..., heredaron estas medidas. Pero es tras la caída del imperio romano cuando estos patrones comenzaron a diversificarse usando diversos análisis y desviaciones respecto al patrón original, dando lugar a diferentes interpretaciones y mediciones, por lo que en nuestro territorio las varas no coincidían en sus longitudes, apareciendo diferentes  varas de medir en diversos lugares, e incluso en otros países europeos.
        La creciente tendencia diversificadora de las varas de medir tras la caída del Imperio Romano responden básicamente a cuatro tipos de causas. En primer lugar la falta de una gran civilización, como la romana, que heredara los patrones de medidas para usar en sus construcciones y en su vida diaria. En segundo lugar por pura razón física: las medidas estaban realizadas con materiales como la madera, metal, fibras..., elementos que fácilmente podían sufrir alteraciones debido a la temperatura, humedad, desgaste por el uso, roces, golpes,etc, siendo muy difícil mantener patrones idénticos. En tercer lugar el interés del comprador o vendedor puede hacer que las unidades varíen en uno u otro sentido según sus intereses. Incluso siendo la misma unidad material, el modo de pesar o medir puede variar considerablemente la capacidad, el peso o el metraje de una medida. Y en último lugar la picaresca  o la dolosa voluntad de defraudar utilizando una medida grande para comprar y otra menor para vender. 
           Precisamente, para acabar con los fraudes de los comerciantes, el rey Fernando el Católico promulgó en 1514 las Ordenanzas sobre Pesos y Medidas del Reino de Navarra, decretando la unificación de los diversos "codos" existentes para medir tejidos ordenándose "que en todo el Reino haya de haver una sola medida, la cual se llame codo... que sea tanto justamente el dicho codo, cuanto es la vara que se usa e nel nuestro Reino de Aragón...y no ha de haver otros codos, ni otra medida alguna en nuestro Reino...y con aquel se midan todas las mercadurias que se requieran midir, así sedas, paños, chamelotes, sustan, tela, lienzo...[1]
           Es decir, que hubo numerosas varas de medir en España. Pero a pesar de toda esta diversidad de medidas hubo lugares donde el antiguo Patrón de medidas, aquél que apareció en Nippur, quedó grabado e inalterado para siempre.
D. Luis Castaño, licenciado en Filología e incansable investigador de Metrología Histórica, en un estudio realizado sobre la vara jaquesa de la Catedral de Jaca para el Museo Diocesano de esta ciudad, comenta que el patrón de Nippur está basado en las mencionadas medidas antropométricas y que nos ofrece tres medidas: un pie de 25.65cm, un codo de 45 cm y tres dedos de 1.8cm (5,4 cm), exactamente lo mismo que mide la vara de Jaca: 76,95 cm, o sea, tres pies de 25,65 cm, lo mismo que refleja el antiguo Patrón de Nippur, por lo que el origen de la vara jaquesa, y por ende, la de Sos del Rey Católico, se encuentra en la antigua medida sumeria del siglo...¡ XXVII a. de C.!

Vara aragonesa en la Catedral de Jaca (Huesca)

           Curiosamente, y en contra de lo que pueda parecer, en la Edad Media de Aragón y Navarra a estas varas de medir no se las conocía como varas, sino como “coudo largo” (codo largo), puesto que la medida que más se usaba era el codo, equivalente a 0,384 m, establecido en las cortes de Monzón de 1553, siendo el "codo largo"( la vara)el doble de un codo ( 2 x 0.384 = 0,768 m) Además, su uso en Sos, y en otros lugares, no era exclusivo para la medición de productos textiles procedentes del mercado sino que también era utilizado como patrón en construcciones arquitectónicas de la villa, como puede verse en un documento de 27 de marzo de 1447 en el que el concejo se Sos mandó tirar la torre vieja del portal de Juan de Buena para que se levantara otra nueva. En el contrato que firman al respecto con el maestro García se hace la siguiente observación: “ Item mas, que se mesure del cobdo del´arco de la plaça[2]. Es decir, que las obras se tienen que realizar tomando como medida y referencia dicho codo que está esculpido en una piedra del arco de la plaza del mercado.






[1] Novíssima Recopilación de las leyes del Reino de Navarra, L.I, Título XXVIII, ley 1ª"
[2] A.H.P.S., Martín de Ampiedes, p. 380, f. 36.




BIBLIOGRAFÍA

-ABELLÁ SAMITIER, J. Selección de documentos de la villa aragonesa de Sos (1202-1533) I.F.C. (C.S.I.C.) Excma. Diputación de Zaragoza. Zaragoza, 2009.
-CASTAÑO ÁLVAREZ, JOSÉ. El libro de pesos y medidas. La Esfera de los libros S.L. Madrid, 2015.
-Novíssima Recopìlación de las leyes del Reino de Navarra. Libro I, título XXVIII, ley 1ª. Oficina de Joseph Joachin Martínez. Pamplona, 1735.
-En la web:
-http://www.diocesisdejaca.org/index.php/museo-diocesano-de-jaca/47-actividades/1641-la-vara-jaquesa.
-Blog de Luis Castaño Sánchez. https://metrologiahistorica.blogspot.com.es