sábado, 10 de junio de 2017

OLFATEANDO EL MERCADO MEDIEVAL EN SOS



             Ya hemos hablado en alguna ocasión de la gastronomía popular de Sos(ver), pero hay días en el transcurso del año en que la villa se convierte en un escaparate gastronómico a nivel regional e incluso nacional, donde diferentes artesanos venidos de otros lugares de la geografía aragonesa y española  nos ofrecen los más variados y ricos productos tradicionales de su tierra.
Son los días en que se celebra el mercado medieval de Sos o las Jornadas Fernandinas, donde paseando entre las calles de la villa, y entre la multitud de vecinos y visitantes que vienen a ver el mercado, unos deliciosos y variados  aromas y olores recorren las estrechas calles de Sos despertando nuestras pituitarias…y nuestro estómago.
Pastas y dulces de todo tipo y variedad
Artesanos gastronómicos  venidos  de otros municipios de las Cinco Villas, el Maestrazgo, La Litera, Sobrarbe, Alto Gállego, La Jacetania, Bajo Martín, Navarra o La Rioja, entre otros, se dan cita en Sos para ofrecer a la gente los deliciosos y exquisitos manjares de sus respectivas comarcas.
En el mercado podemos encontrar productos elaborados artesanalmente tal y como centurias atrás los realizaban los visigodos, musulmanes, judíos, o aquellos colectivos o pueblos que durante años vivieron en alguna zona de nuestra Península y nos dejaron su cultura, incluida la gastronómica.
Buñuelos recién hechos
Así, podemos encontrar gran variedad de dulces, pastas, garrapiñadas, pipas de girasol fritas, buñuelos, rosquillas, jamón serrano, mermeladas, chocolates, quesos, embutidos, miel, encurtidos, y un sinfín de productos artesanales que ya producían, elaboraban  y nos legaron esas otras culturas y que sin duda alguna nos harán caer en la irresistible tentación de probarlos.
Todo un muestrario gastronómico de diferentes zonas de Aragón y de España, toda una mezcla de sabores y olores que despiertan nuestros sentidos y que a la vez se ven mezclados con las típicas fragancias de nuestra cocina autóctona a la hora del almuerzo y la comida: migas de pastor, caldereta, cordero a la pastora, chistorra, …




Pipas de girasol fritas
Gran variedad de quesos artesanales










          Una visita a Sos en estos días señalados pondrá a prueba nuestro sentido del olfato, haciendo que nuestro paseo por la villa se convierta en un agradable deambular identificativo de las diversas fragancias y olores que invaden el aire de sus calles.







Repartp de "migas" para todos los visitantes
Preparando una caldereta para almorzar


Preparando la comida