domingo, 18 de diciembre de 2016

SENDERISMO. RUTA 5: CASTILLO DE ROITA

Castillo de Roita
           Al este de Sos del Rey Católico, y a ocho kilómetros en línea recta, en el Barranco de la Rinconera, en el corazón de los montes de Roita, haciendo frontera con el enclave navarro de Petilla de Aragón, se encuentra  el impresionante castillo de Roita(ver).
Para llegar hasta él desde Sos del Rey Católico existen varias opciones adaptables a las características físicas de los excursionistas y al tiempo invertido en la realización del recorrido, no siendo ninguna de ellas de extrema dificultad.
 La primera opción, a la que llamaremos opción A, es tomar el sendero de Gran Recorrido que desde la carretera a Sangüesa, frente al Parador de Turismo, y próximo al cementerio de la villa, desciende hacia el convento de Valentuñana para enlazar posteriormente con el sendero histórico GR-1 y que tras 10,5 Km y un tiempo aproximado de unas tres horas nos llevará hasta el castillo. Es una ruta larga, pero de un gran valor naturalístico y paisajístico.(ver paseo nº 20 de comarcacincovillas)
La opción segunda (B), para aquellos que tienen mayor dificultad para recorrer andando  los 21 kilómetros (ida y vuelta) de la opción A  por caminos, pistas forestales y senderos, o para aquellos que tienen más prisa o disponen de menos tiempo, es llegar en coche hasta las mismas faldas del castillo. Para ello se recomienda hacerlo en un vehículo todo terreno, pues existen tramos en el trayecto que no son recomendables para un turismo utilitario corriente.
Para llegar hasta Roita en todo terreno debemos tomar la carretera A-127 hacia Sangüesa hasta el cruce de Navardún. Aquí tomamos en el desvío a nuestra derecha la A-1601 hacia dicha localidad, y poco antes de llegar al municipio tomamos el desvío a nuestra derecha de la carretera local A-2601 hacia Petilla de Aragón. Recorridos 1,900 kilómetros llegaremos a la pardina de Ceñito, y allí mismo, a nuestra derecha, comienza una pista forestal que tras 5,500 kilómetros nos llevará hasta las mismas faldas del castillo. En el lugar, junto a un corral derruido existe un amplio descampado donde poder dejar el coche. El último tramo, muy corto, pero muy empinado, hay que realizarlo inevitablemente a pie. 
-Distancia desde Sos: 17.200 Km
-Tiempo invertido: 25 minutos.
La tercera opción (C), es una variable intermedia entre la A y la B, combinando un tramo  en coche con otro a pie, por lo que el tiempo invertido en el recorrido no resulta ser tan largo como en la opción A ni tan corto como en la opción B; además, en esta opción podemos disfrutar de la belleza del paisaje durante un recorrido a pie de 70 minutos, que en la opción B hemos desechado, incluso no es necesario un vehículo todo terreno para realizar el recorrido en coche, y que a continuación pasamos a detallar.
-Distancia desde Sos:13,500 Km                                                                                                                               
-Tiempo invertido: 1h. 30 minutos (20 minutos en coche y 70 a pie)

Señal de parque eólico en el inicio del camino tras salir de
la carretera Sos-Uncastillo



          Desde los jardines de Sos, junto al Cuartel de la Guardia Civil, iniciamos el ascenso al puerto de Sos hasta su cota más alta, y aquí tomamos a nuestra izquierda la carretera CV- 841 hacia Uncastillo. Desde aquí, y a tras recorrer 7,200 km, tomaremos una pista forestal a nuestra izquierda. Como marca orientativa para no confundirnos de desvío señalamos que al inicio del mismo encontramos una señal indicativa que nos informa la entrada a un parque eólico.




Continuamos por la pista de la izquierda " a Petilla"



          Continuamos por esta pista forestal, en buen estado, 0,600m hasta una bifurcación, donde tomaremos el desvío de nuestra izquierda, que no es un desvío como tal, sino la continuación de la pista forestal que llevamos. No obstante en la intersección de los caminos encontramos una pequeña señal indicativa realizada en madera que nos señala a la izquierda: “a Petilla”. Es la dirección que debemos seguir.





De nuevo a la izquierda "a Petilla"



          Continuamos por la pista forestal 0,900 Km hasta otra bifurcación donde nos encontramos con dos molinos eólicos frente a nosotros, y de nuevo en la inertsección de los caminos otro rústico cartel indicativo nos indica el camino de la izquierda hacia Petilla, camino que tomaremos durante 0,800Km hasta la siguiente bifurcación que es donde dejaremos estacionado nuestro vehículo.







Dejamos el coche e iniciamos el paseo por el camino de
la izquierda




          Para asegurarnos y reafirmar que hemos venido por el camino correcto, pues un error supondría perdernos por caminos y bosques desconocidos de los que podríamos tardar horas en salir, indicar que el sitio en el que nos encontramos, donde dejaremos el coche, la pista forestal de la derecha cambia su piso de piedra y tierra por uno de cemento, a cuya entrada un cartel indicativo nos indica que entramos en la Comunidad Foral de Navarra/ Montes de Petilla; y si levantamos la vista, sobre la cima del monte que tenemos a nuestra derecha, contaremos hasta doce molinos eólicos.






Cadena que bordearemos sin ningun problema




          Una vez confirmado esto, dejamos el coche y tomamos la senda de nuestra izquierda. De aquí al castillo de Roita tenemos 70 minutos de un agradable paseo entre pinos, carrascas, matorrales de boj, y unas excelentes vistas de la Valdonsella, montes de Petilla y Pirineos.
Al poco de iniciar nuestra marcha encontraremos en nuestro camino una cadena que cruza el ancho del mismo; la sorteamos sin ninguna dificultad y continuamos en descenso hasta incorporarnos a una pista forestal más ancha.
Por la izquierda de la fotografía, nos incorporamos a una pista
forestal más ancha que nos llevará hasta el castillo.
(Fotografía tomada en sentido contrario a nuestra marcha, o sea
en sentido de vuelta)





          Esta pista es la que llevaremos durante todo nuestro trayecto hasta el castillo de Roita. (Tomar nota de esta intersección, pues debemos tenerla en consideración para nuestro viaje de regreso) Ahora nos toca ascender por la pista forestal hasta alcanzar la cima del monte, desde donde, a lo lejos, ya divisamos el castillo en lo alto de un montículo. Es inevitable tomar una fotografía desde este privilegiado mirador natural.
Panorámica desde la cima del monte con el castillo sobre una loma




           La pista forestal serpentea por frondosos bosques de pinos y encinas, acompañándonos durante gran parte del recorrido, a nuestra derecha, la vista del castillo. Igualmente podemos divisar, a lo lejos, como asomándose entre la vegetación y los montes, la localidad de Petilla de Aragón.


Continuamos por nuestra izquierda




                    En el recorrido sólo encontraremos una doble bifurcación a nuestra derecha sin ninguna señalización. Aunque nuestro instinto de orientación nos indique que debemos tomar alguno de los dos caminos de la derecha, pues hemos llevado el castillo durante todo el tiempo a ese lado, debemos, por esta vez, hacer caso omiso a nuestro instinto y continuar la pista forestal en descenso a nuestra izquierda, es decir, continuamos por la pista forestal ancha.



Balsa que encontraremos en nuestro recorrido


         


           Pasaremos por una balsa natural de agua a nuestra izquierda, que es de suponer que en verano esté seca, y continuamos hasta la misma base del promontorio rocoso donde se alza el monumental castillo de Roita, que resulta ser la gran explanada descrita en el recorrido de la opción B donde se estacionaría el coche todo terreno proveniente, en sentido opuesto al nuestro, de la Pardina de Ceñito.
Explanada a los pies del castillo, donde confluyen las tres opciones del recorrido hasta el castillo.
A partir de aquí, buenas piernas y...¡ "p´arriba"!


Poste junto al corral indicando el inicio del sendero hacia el castillo
          Y desde aquí, hayamos llegado por cualquiera de las tres opciones descritas al principio, el último tramo es común para todos: a pie, por una senda estrecha, muy empinada, con un gran desnivel, sorteando árboles y frondosa, agreste y salvaje vegetación, hasta el castillo. El inicio de éste último tramo lo haremos junto al corral de la única casa derruida que vemos en la misma explanada. Allí, el sendero está marcado con una señal blanca y roja sobre un poste de madera. Este tramo es duro, pero no muy largo, apenas cien metros, pero el esfuerzo habrá merecido la pena al situarnos en lo que fuera el patio de armas del castillo y contemplar las ruinas de este precioso y majestuoso castillo gótico por el cual, por otra parte, cada vez resulta más difícil andar entre sus ruinas debido a la cantidad de sillares caídos y a la frondosa vegetación que parece querer “envolver” el castillo entre árboles, ramas y arbustos. Sobra comentar las maravillosas vistas que desde aquí se tienen.


          Cabe indicar que la elección del lugar para la edificación del castillo no fue en absoluto arbitraria, sino que fue muy bien estudiada para poder tener contacto visual con los castillos del Reino de Aragón más próximos. Sirva como ejemplo que desde muy cerca de Sangüesa, desde la torre de Añués, puede verse este castillo de Roita. Eran buenos los ingenieros de entonces.

          El camino de regreso lo haremos desandando lo andado, teniendo en cuenta las señalizaciones antes aportadas.