sábado, 5 de noviembre de 2016

LLAMADORES FÁLICOS

LLamador fálico de forma "sencilla"
En las puertas de la viviendas se colocaban diversos objetos con el fin de proteger la casa del sosiense contra todo tipo de amenazas malignas del exterior(ver). En otras ocasiones estos amuletos no trataban de alejar maldeojos, hechizos o maldades de la casa, sino  atraer toda clase de suerte en sus diferentes matices. Por ejemplo, algunas partes de la decoración de las puertas, como son los llamadores o “trucadores”, se colocaban con forma de falo, símbolo de la fertilidad y fecundidad, que servían para que en el seno de la familia no faltaran descendientes que pudieran continuar con la estirpe familiar.
En Sos encontramos varios de estos llamadores fálicos repartidos por toda la villa.

Otro llamador fálico de Sos, más "ilustrativo" que el anterior.