sábado, 19 de noviembre de 2016

¡ALA MAÑOOOOO.....!


            Ya hemos visto el léxico de Sos y cómo todavía algunos vecinos de la villa usan ciertas palabras, giros o expresiones lingüísticas de este peculiar léxico.
            Pero además del léxico de Sos existen en Aragón otras expresiones, chabacanas y vulgares, pero no por ello menos usadas, sobre todo en el medio rural, incluído Sos.
          Son expresiones formadas por una sola palabra y que vienen a sustituir una frase entera con todos sus constituyentes sintácticos, y aunque, como hemos dicho, conllevan mucha vulgaridad y ordinariez, su uso está bastante popularizado. Generalmente son exclamaciones, palabras sincopadas, peyorativas, eufemismos...de ámbito muy local y que pueden adquirir diversos significados dependiendo del contexto y la situación en la que se encuentren los interlocutores y, claro está, no pasan desapercibidas para un oyente de cualquier otra comunidad autónoma.
           Como ejemplo, aunque algo exagerado y en clave de humor, exponemos a continuación un diálogo entre dos agricultores sosienses que se hallan en la huerta de uno de ellos. Uno se dispone a sembrar semillas en los hoyos que previamente había excavado en la tierra mientras el otro se encuentra de pie tapando el hoyo sin darse cuenta de ello.
            Fijaros la facilidad con la que resumen 85 palabras en sólo ¡10!

-          ¡Aivadái!
-          ¿Mande?
-          ¡Tiraaaa...!
-          ¿Ein?
-          ¡Rídiela!
-          ¿Pasapués?
-          ¡Alakaskala!
-          ¿Yesopués?
-          ¡Recojona! ¡ala mañoooo.....!

TRADUCCIÓN

 -Por favor ¿Tendrías la amabilidad de apartarte de ahí?            
-Perdona, no te he entendido ¿Qué es lo que quieres?               
-¡Que te apartes de enmedio ¿Que no me dejas trabajar!             
-¿Que dices, que no te entiendo?                                             
-¡Me dejas asombrado con tu forma de entender las cosas!¡Joder qué torpe!        
-No entiendo qué es lo que sucede ¿podrías explicármelo?                                                   
-¡Que te vayas de aquí! ¡Que no te quiero ni ver!                                     
-¿porqué quieres que me vaya?                                                  
-¡Joder! ¡Ya te lo he dicho! ¿Te apartas de ahí o no?    



            ¡Seguro que habéis oído en el pueblo a más de uno estas expresiones!