martes, 18 de octubre de 2016

LA CENTENARIA FABRICA DE CHOCOLATES "SANTA OROSIA"



 Situado junto al margen de la carretera, en la misma entrada de Sos, se encuentra el único comercio de la Villa que ha perdurado en el tiempo y que requiere un especial y merecido reconocimiento al esfuerzo, trabajo y dedicación de sus propietarios.
Nos estamos refiriendo a la fábrica de chocolates Santa Orosia, que precisamente este año se convierte en Centenaria al cumplir sus 100 años de servicio y atención a los sosienses y comarca de las Cinco Villas.
La fábrica inició su andadura en el año 1916 bajo la dirección del artesano chocolatero Delfín Puente, pero no en la ubicación actual, sino en el interior del pueblo, en la casa conocida como “del francés”, pues el edificio actual es de construcción posterior.
Delfín Puente, originario de Jaca, puso el nombre de Santa Orosia a su negocio por ser ésta la patrona de su localidad natal.
Delfín, con plena dedicación hacia su negocio y abasteciéndose de los más selectos cacaos del mercado, fue elaborando diversas fórmulas para obtener unos excelentes chocolates, además de pastas y otros artesanales postres, que endulzaron la vida de nuestros abuelos. Con posterioridad fueron sus descendientes quienes, generación tras generación, se hicieron cargo de este negocio familiar y que todavía siguen regentando, manteniendo de esta forma la tradición artesanal familiar y las fórmulas originales en la elaboración de los diferentes productos.
El edificio de la fábrica actual es una elegante y atractiva construcción de los años cuarenta del siglo pasado, cuya fachada principal guarda una perfecta simetría entre sus vanos, muy típico de las construcciones de la época; de planta rectangular, consta de tres alturas, estando destinada sólamente la planta baja a obrador y sala de ventas, mientras que los dos pisos superiores cumplen la función de vivienda.
La bonita fachada presenta todos sus vanos rectangulares, siendo más grande el central del primer piso, precisamente para remarcar la simetría de la fachada, añadiendo además a éste un pequeño balcón de piedra para incidir más en la centralidad frontal del edificio. En el segundo piso, igualmente, y para conseguir el mismo efecto, aparece en su centro la única ventana en arco de medio punto de toda la fachada. Entre todos los vanos, a modo de decoración, aparecen otros vanos “ciegos” de ladrillo caravista, excepto en el vano superior de arco de medio punto, donde el ladrillo envuelve su perímetro. Tanto los vanos como la decoración de ladrillo están rodeados por molduras.
La fachada se remata con un hastial escalonado sobre la ventana de arco de medio punto. Bajo éste, y sobre la ventana de arco de medio punto, el escudo de la villa de Sos, y bajo ella, ocupando el centro superior de la fachada y rodeado por una moldura, un gran rótulo sobre un mosaico de azulejos amarillos nos indica el nombre de la fábrica, su propietario y la localidad. 
 La fábrica ha ido evolucionando con el tiempo y actualmente es una pastelería especializada en chocolates y trufas, pero no dejéis de probar también sus turrones, pastas, pasteles, tartas y dulces artesanos. Todo un placer para el paladar.
Felicidades a esta familia de artesanos por “endulzarnos” la vida y esperemos que las generaciones venideras prolonguen la tradición familiar durante cien años más.
                La fábrica de chocolates Santa Orosia de Delfín Puente forma parte del Patrimonio Arquitectónico Industrial de Zaragoza-Cinco Villas, entidad creada con el fin de conservar y difundir las industrias que han formado parte del progreso e industrialización de la comarca.







BIBLIOGRAFÍA

En la web:
-www.sipca.esFábrica de chocolates Santa Orosia. Sos del Rey Católico. 


Agradecimiento a Delfín Puente, nieto del fundador de la fábrica de chocolates, por su inestimable colaboración.