domingo, 30 de octubre de 2016

DAVID IRIARTE. ARTE EN MINIATURA


           

           El apellido Iriarte se relaciona en Sos del Rey Católico con la carpintería.
Desde muchos años atrás, y tras varias generaciones, los Iriarte se han dedicado a la manufacturación de la madera. Ya en el siglo XIX, en el listado de población de vecinos de Sos, aparece un tal Bartolomé Iriarte como carpintero(ver); en el siguiente siglo hacen aparición varios carpinteros más con el mismo apellido(ver), sin duda descendientes de Bartolomé y ascendientes de David Iriarte, al que le dedicamos este post.

David Iriarte nació en Sos del Rey Católico en 1985, y como descendiente de esta tradicional familia de carpinteros, aprendió el oficio de manos de sus padres y abuelos. Carpintero y ebanista de profesión, su entrega y dedicación por el trabajo le llevó a aficionarse por la restauración y coleccionismo de antigüedades, que posteriormente derivó en la afición por la fabricación de todo tipo y estilos de muebles de diferentes épocas...¡ pero en miniatura!
Aunque reproduce, como hemos dicho, todo tipo de muebles, su especialidad son los de estilo francés del siglo XVIII, concretamente los estilos Luis XV y Luis XVI. Para ello dedica gran parte de su tiempo a estudiar e investigar el arte y el mobiliario de época a través de diferentes fuentes para completar la información y conocimientos a aplicar en sus magníficas obras.



              Las miniatuiras de David, totalmente únicas, son reproducciones a escala 1:12 realizadas en maderas nobles, fabricadas y pintadas a mano, con un acabado de altísima calidad que con gran dosis de paciencia y habilidad reproduce hasta el más mínimo detalle, dotando a su obra de una total y excelente perfección e hiperrealismo.

           




             David, con tan sólo 31 años de edad, ha estado presente en varias ferias y exposiciones a nivel internacional (Holanda, Chicago, Londres...), siendo un reconocido miniaturista a escala mundial, miembro del Gremio Internacional de Artesanos en Miniatura (IGMA Artisan Member), que recibe encargos de los rincones más insólitos del planeta, destacando entre sus principales clientes, jeques árabes y millonarios chinos o americanos, pues estas obras de arte en miniatura, como es lógico, no están al alcance de cualquier bolsillo.
             
            Desde estas líneas, mi más sincera felicitación a David por su genial trabajo y por recuperar, aunque sea en miniatura, un arte en madera que se había perdido, pero que gracias a la fidelísima reproducción de los originales, podemos admirar hoy en día de las manos de este magnífico artesano sosiense.
                   Para conocer su obra: http://www.davidiriarte.com/
No es una fotografía de un salón de época. No es un atrezzo o decorado para grabar una escena. Es una obra miniaturista de David Iriarte