domingo, 18 de septiembre de 2016

PEDRO LARRALDÍA y XIMÉNEZ

Pedro Larraldía y Ximénez  fue un benefactor de la villa de Sos nacido en 1662. A principios del siglo XVIII fundó en la iglesia parroquial de San Esteban de Sos las capellanías de San Pedro y San Esteban, dotándolas de un generoso montante económico.
Larraldía no tuvo descendencia, por lo que con su gran fortuna dejó un legado por el cual todas las doncellas y viudas pobres descendientes de su familia recibirían una dote, con la condición de contraer matrimonio o entrar en religión en el plazo de un año tras recibir el dinero, en caso contrario estaban obligadas a devolver la dote.

Las beneficiadas debían acreditar su identidad y requisitos exigidos adjuntando certificado eclesiástico y árbol genealógico que entroncara con la familia del fundador.

      
  Las primeras beneficiadas fueron las descendientes de su hermana y de su tío Agustín Ximénez, perdurando este legado durante más de dos siglos, hasta familiares en decimoquinto grado,  por lo que fueron muchas las mujeres de esta familia en Sos y en la comarca  las que se beneficiaron de este gran legado de Pedro Larraldía. No obstante, en los últimos años de existencia de la dote, el Ayuntamiento, que era el depositario del legado, tuvo que reducir las entregas de las dotes a sólo una doncella de las muchas que optaban a ella, pues las ramas genealógicas familiares  habían crecido tanto que el dinero no llegaba para todas. La dote, como es lógico, llegó a agotarse, pero aún así perduró hasta la segunda mitad del siglo XX.
El Ayuntamiento de Sos puso el nombre de este benefactor de la Villa a una de las calles del municipio, que partiendo de la Plaza del Ayuntamiento finaliza en el portal de Uncastillo.











BIBLIOGRAFÍA

-RIPALDA GABÁS, CARLOS. Los tesoros ocultos de la Valdonsella, pp. 76-77. Doce Robles. Zaragoza, 2016.
-A.H.P.Z.; D.A.R.A.; A.A.C.A.A. Ex. Es/A-018514/0001. Legado Pío instituido por Pedro Larraldía para dotar a parientas suyas, en Sos del Rey Católico.