domingo, 24 de julio de 2016

RUTA DE LOS CASTILLOS: CASTILLO DE RUESTA

Castillo de Ruesta

                        Ubicación
Perteneciente al término municipal de Urriés, y a 17 kilómetros de Sos, se encuentra el despoblado de Ruesta, donde las tierras de sus vecinos fueron anegadas y sus casas expropiadas en la década de los años sesenta para la construcción del pantano de Yesa.
El castillo se encuentra a orillas del río Aragón y de su afluente el Regal, situado en un altozano a 553m de altitud y rodeado por un barranco en dos de sus lados.



Historia
Ruesta era uno de los principales enclaves defensivos navarros en territorio aragonés ante el Islam, importantísimo por su estratégica situación en la frontera con Navarra,enclave que probablemente mandó  construir Iñigo Jiménez Arista y que posteriormente fortificó Sancho de Navarra en 915 y que permaneció en manos de este Reino hasta el año 1055.
            Probablemente el castillo fue destruido por Almanzor en sus encarnizadas invasiones por la Valdonsella en el año 999, por lo que Sancho III reconstruyó el castillo entre los años 1016 y 1018
En 1037 Ramiro I donó Ruesta y su castillo a San Juan de la Peña.
En 1056, el mismo rey incorporó el castillo a sus dominios de Aragón.
En 1283, por su condición fronteriza con Navarra y debido a las sucesivas guerras e incursiones navarras, se fortificó más el lugar.
Se le conocen 22 tenentes, lo que da una idea de su gran importancia estratégica. Lope Iñiguez fue uno de sus tenentes, reinando Sancho III de Navarra. Iñigo Jiménez lo mantuvo hasta 1044, cuando el rey García de Nájera lo dio como dote a su esposa Estefania. En el año 1050 pasó a Aragón y su primer señor fue Sancho Garcés en 1055, bajo el reinado de Ramiro I; después su tenente sería Sancho Galíndez hasta 1058. Durante el reinado de Ramiro II estuvo en manos de Cecodín de Navasa, desde 1133, y Frontín hasta 1136. En el reinado de Jaime II su alcalde fue Dn. Pedro de Ayerbe. Posteriormente se obligó a los judíos a mantener el castillo sin recibir sueldo alguno. Tuvo un horno para cocer el pan, que se hizo durante unas obras de reparación en el siglo XIV[1]
En 1381 Pedro IV lo vendió a Pedro Jordán de Urriés, señor de Ayerbe y de Sigüés, venta que fue revocada en 1385, mandando el rey que se mantuviese en la alcaidía a Martín Escúdez
 En 1398 formó parte de la dote concedida a Martín “El Joven” y Blanca de Navarra en su boda. Entre 1412 y 1416 volvió a pertenecer al patrimonio real, siendo alcaide del mismo Sancho Escudero, para años más tarde corresponder al señorío de los Urriés de Ayerbe.
Posteriormente fue propiedad de Gonzalo de Paternoy, cuyo hijo, del mismo nombre, se casó con Isabel de Aragón, hija del conde de Ribagorza.

Arte
El castillo actualmente se encuentra en estado de ruina y está estructurado en dos torres unidas por un muro, todo realizado en sillarejo con piedra arenisca. La más grande de las torres es la del homenaje, de planta prácticamente cuadrada, de unos ocho metros de lado y 25m. de altura; la puerta en alto, a la atura del segundo piso por su cara oeste, muy deteriorada; en la parte superior, igual que en la otra torre, se aprecian los dentiles piramidales que formaban el almenado y estuvo estructurada en cuatro plantas, con pequeñas aspilleras y vanos.
La otra torre, algo más pequeña, está abierta al interior del recinto, y unida a la del homenaje por un lienzo de muralla. Al otro lado de la torre del homenaje, por los restos que quedan, habría otra torre de similares características a ésta, quedando en medio la del homenaje.
En toda la edificación destacan numerosos mechinales en la cara exterior de los muros, lo que demuestra la utilización de andamios de madera para realizar la fortificación. Los mechinales de la parte superior servían para montar un cadalso al que se accedía por los vanos existentes a esa altura.
La parte del castillo que mira al norte se ha perdido totalmente, pero los cimientos existentes indican que habría otras dos torres en esta parte, por lo que el recinto del castillo tendría una superficie rectangular aproximada de 45x20 m., limitada por cuatro torres en sus esquinas, con la torre del homenaje en el centro de su lado sur.
El castillo se encuentra bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la ley 16/1985 sobre el patrimonio Histórico Español.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Ruesta.
A la entrada del abandonado lugar de Ruesta se ecuentra la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, cuya fábrica actual es renacentista,de finales del siglo XVI, pero construída sobre los cimientos de una iglesia románica anterior que aparece citada en el año 1125, cuando Alfonso I el Batallador, con motivo de la fundación de la iglesia de Uncastillo,confirma las donaciones de sus antecesores Sancho Ramírez y Pedro I al monasterio de la Selva Mayor, entre las que se encuentra dicha iglesia, pero bajo la advocación de Santa María, al pie del Camino de Santiago, confirmando esta hipòtesis diversos restos arquitectónicos propios del románico sobre los que se asienta la iglesia actual.


[1] A.G.N. Reg. 115, n. 128.






BIBLIGRAFÍA



-GUITAR APARICIO, CRISTÓBAL. Castillos de Aragón.Librería General. T. II. Zaragoza, 1999.
En la web:
-www.Iberica2000.org/es.Ruesta
-www.romanicoaragones.com.Ruesta
-www.ruesta.com.Ruesta