domingo, 29 de mayo de 2016

VISITAS REALES EN SOS

Pocos pueblos de la geografía española pueden presumir de haber sido testigos de la presencia de varios monarcas a lo largo de los siglos. Sos es uno de estos privilegiados pueblos.
Ya desde los inicios del siglo X Sancho Garcés I anduvo por estos lugares. Con posterioridad lo hicieron Sancho Garcés II y Ramiro Garcés, quien llegó a fijar su residencia en Sos, Sancho III, Ramiro I, Sancho Ramírez, su hijo Pedro I, Alfonso I, quien al menos visitó Sos en tres ocasiones y Ramiro II, que fortaleció el castillo; el navarro García Sánchez, Alfonso II, Pedro II, que tenía casas, campos, viñas y heredades en Sos, Jaime II, Pedro IV, Carlos II de Navarra, Juan II, que igual que Alfonso I están documentas hasta tres visitas del monarca a la villa de Sos.
El 21 de octubre de 1993 estuvieron los reyes Dn. Juan Carlos I y Dña. Sofía para conmemorar el nombramiento de Fernando como rey de Aragón. Para don Juan Carlos y doña Sofía esta era la segunda vez que visitaban Sos, pues ya lo hicieron con anterioridad, siendo todavía  príncipes.
Don Felipe y doña Leticia en su viaje de novios a Sos del Rey Católico
(El Mundo. Foto:José Aymá)
El 8 de junio del 2000 Felipe IV, entonces príncipe de Asturias, vistió el municipio de Sos por primera vez . Posteriormente, en mayo del 2004,  todavía como príncipe, hizo su segunda visita a Sos; en esta ocasión lo hizo acompañado por su esposa Dña. Leticia en su viaje de luna de miel.
Las razones de las visitas de estos reyes de Aragón y de España -y alguno de Navarra- responden a muy diversos motivos: guerras, conquistas, residencia, concesiones de privilegios y fueros, enfermedad, firmas de tratados, de fueros, alianzas, capitulaciones, donaciones, permutas o de ventas de propiedades; cortesía, conmemoraciones, celebraciones…, y últimamente, como se ha reseñado, de luna de miel.
Como hemos visto, el municipio de Sos ha sido honrado en múltiples ocasiones con la visita de diversos monarcas; esperemos que estas “reales visitas” se sigan sucediendo en el tiempo para engrandecer y ennoblecer todavía más, si cabe, a esta villa de Sos, cuna del rey más grande de España, Fernando de Aragón “El Católico”.