martes, 28 de marzo de 2017

LAS PLAZAS



Una plaza es un ensanchamiento de las calles, lugar de esparcimiento para la población, donde los vecinos no se sienten tan agobiados por las estrecheces de las calles. La plaza mayor, generalmente la más grande de un municipio, y normalmente ubicada en el centro del mismo,  es el lugar de encuentro por excelencia, centro neurálgico de la población. El movimiento que registra refleja fidedignamente el acontecer diario de una comunidad.
Plaza del Rechelao. Sos del Rey Católico
El estilo urbanístico renacentista se caracterizó principalmente por la ampliación de calles y plazas de los núcleos poblacionales. En municipios más modernos y de cierta entidad las plazas se construyen en un espacio bien definido y delimitado, previamente estudiado y planificado, ampliando espacios y dándole una forma regular, cuadrada, rectangular, octogonal, redonda…cumpliendo la  exclusiva función de instalar en ellas la iglesia, si no existía en los pueblos y, o, la casa del concejo, considerándolas como plazas Mayores, configurando de esta forma lugares públicos por excelencia, dotando a estas construcciones de la plaza amplios balcones o vanos desde donde las autoridades se dirigían al vecindario para comunicar las noticias de la guerra o las de la Casa Real, reclutar hombres o iniciar las fiestas. En resumen, plazas con un programa arquitectónico planificado y una unidad de criterios constructivos que permite establecer una regularidad de su tipología.

Plaza Mayor. Sos del Rey Católico
En las plazas antiguas, como la de Sos, es común la presencia de arcos, porches o soportales en todos o algunos de sus lados, cuya función es, simplemente, crear un espacio resguardado y cubierto donde pueda desarrollarse la actividad diaria a refugio de las inclemencias del tiempo. En Sos, bajo los arcos, y durante muchos años se ubicó el mercado, centro de muchos y variados intercambios, tanto económicos, como sociales o culturales.
La Plaza Mayor de Sos era una zona no delimitada, un ensanchamiento de la calle, sin más, sin una forma definida o regular, y que se ha tenido que adaptar al escaso espacio que dejaban los edificios colindantes. Y es por esto, por tener Sos un origen medieval y un enclave específico con una configuración preexistente que ya existía en la villa, por lo que ofrecía pocas posibilidades de trazados ortogonales inherentes al concepto renacentista.
Plaza de la Sartén. Sos del Rey Católico
Tras la Ordenanza de 1480 de los reyes Católicos se establece que las plazas sean los lugares donde controlar los mercados y las ventas, así como también debe albergar el Concejo, institución que irá ganando importancia a lo largo de este siglo, y se creará la Casa del Ayuntamiento, de forma que al albergar estas plazas la sede de la Administración, se denominarán Plazas Mayores, convirtiéndose así en sede del poder civil de la localidad.
En cuanto a los nombres de las plazas de Sos, éstas nos han dejado testimonio de las actividades que antaño se realizaban en ellas: de toros para festejos taurinos y locales, actualmente en desuso ( Campo del Toro),Plazas de mercado, también en desuso ( Mayor y Barrio del Mercado)  y otras plazas que nacieron junto a la iglesia, cuando Carlos III ordenó sacar los cementerios adjuntos a ella fuera de los recintos urbanos, transfiriendo a ese pedazo de tierra sagrada la categoría de Plaza (Plaza del Rechelao),plazas de esparcimiento y de relaciones sociales ( Plaza de la Sartén, de la Tahona, del Mesón).
Pascual Madoz en su diccionario estadístico histórico de 1845 nombra, en Sos, las plazas llamadas del Toro, Plaza Nueva, del Mercado, de la Tahona y de la Constitución.






BIBLIOGRAFÍA

-BIARGE, FERNANDO Y ANA. Casa por casa. Detalles de la arquitectura rural pirenaica. Arpirelieve. Huesca, 2001.
-GIMÉNEZ AISA, Mª. PILAR. Arquitectura tradicional de las Cinco Villas.  Adefo Cinco Villas. Zaragoza, 2008.
-MADOZ, PASCUAL. Diccionario Geográfico Estadístico Histórico. 1845-1850. Edición facsímil. D.G.A. Valladolid, 1985.