jueves, 4 de febrero de 2016

RUTA DE LOS CASTILLOS: PEÑA AYLLÓN EN UNCASTILLO

Torre del castillo. Uncastillo o Peña Ayllón
Ubicación
El castillo está ubicado en la localidad de Uncastillo, asentado sobre un montículo rocoso llamado Peña Ayllón, desde donde se domina todo el paisaje, con laderas muy escarpadas y entre los cauces de los ríos Riguel y Cadenas, que hacían la función de fosos. La fortaleza también recibe el nombre de Peña Ayllón o Unum Castrum.

Historia
El castillo es de origen musulmán, siendo levantado durante la breve dominación islámica en la comarca. Tras el avance cristiano, aparece documentado en el año 921 bajo el nombre de Unum Castrum en poder de Sancho I de Pamplona. De nuevo fue tomado por los árabes de Banu Qasi y recuperado después por Sancho Garcés II en 971 en su campaña de los Arbas.
Es decir, estuvo involucrado en las constantes luchas fronterizas entre musulmanes y cristianos en la zona, formando posteriormente parte de los castillos de la llamada Marca Superior junto a otros castillos de la comarca (Sos, Luesia, Biel, Sibirana...)
Muralla sobre la peña
En los siglos X y XI el castillo estuvo en distintas manos desde la época de Sancho el Mayor, conociéndose desde entonces 20 tenentes hasta el año 1191, destacando de 1024 a 1033 Fortín Sánchez, y desde 1127 a 1134 los vizcondes de Verán. Uno de ellos, Arnaldo de Lascún, se rebeló en 1136 contra Ramiro I, pero los ciudadanos de Uncastillo apoyaron al monarca, por lo que la villa fue beneficiada con el premio de ser franquicia real. Conforme la reconquista iba avanzando, el castillo iba perdiendo su importancia.
En el siglo XIII, bajo el reinado de Jaime I, el rey lo cedió a Guillem de Montpellier en el año 1264 para controlar la frontera con Navarra. Alfonso III, cuando fue hecho prisionero por los unionistas en el año 1288, tuvo que entregar este castillo, junto con el de Sos y otros más.
Torre del homenaje ,edificada sobre la roca.
Entre los años 1291 y 1296 permaneció como rehén de Lope Ferrench de Luna por motivo del compromiso matrimonial entre Jaime II e Isabel de Castilla. Después tuvo como alcaldes a Miguel de Gurrea, Juan de Alagón y Pedro Sánchez de Uncastillo en 1396.
El episodio más importante de su historia ocurrió antes de las guerra de los Dos Pedros, cuando en 1363 se reunieron en el salón principal de su torre Pedro IV de Aragón, Carlos II de Navarra y Enrique de Trastámara para firmar una Alianza contra Pedro I de Castilla. La garantía de este acuerdo fue la entrega de Bernat de Cabrera como rehén y la conversión de éste en vasallo del rey de Navarra.
De los siglos XIII al XVIII vivió distintos episodios vinculados a su ubicación fronteriza entre Navarra y Aragón. Durante la Guerra de Sucesión fue partidario de Felipe V, pero se rindió a las tropas del Archiduque de Austria en 1705. En el siglo XVIII participó en la Guerra de la Independencia, hasta que en las guerras carlistas del mismo siglo fue parcialmente destruido al apoyar a la reina Isabel II.
Está declarado Conjunto Histórico Artístico por el Decreto del 12 de junio de 1966, bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Conjunto torre y palacio
Arte
Es una fortaleza de planta ovalada e irregular adaptada al terreno rocoso donde fue construido, de unos 115 x 75 metros y ocupa una superficie total de 6000 metros cuadrados. Este espacio está a su vez dividido en otro dos: el primero es el más grande, ubicado en el lado sur; en él se encuentra la puerta de entrada, en recodo, además tiene las escaleras excavadas en la roca, conservando un pozo en su interior; en el segundo espacio, situado en la zona más elevada, se encuentran dos torres gemelas unidas por muros levantados en los bordes de las peñas, llegando a hacer cortados de hasta 50 metros de altura, lo que hace que la fortaleza sea prácticamente inexpugnable. Interiormente presenta un pequeño patio de armas y el aljibe.
Torre del homenaje
 De las dos torres, la mejor conservada y que contiene un atractivo museo es la del homenaje, fechada en el siglo XIII, de unos 25 metros de altura y de planta cuadrada de 10 metros de lado, teniendo dos de ellos, el norte y el oeste, levantados al borde de la peña, como los muros, que han sido recientemente reconstruidos, apreciándose el contraste entre la piedra original y la reconstruida.
En sus otros dos lados, sur y este, hay dos puertas en arco de medio punto que daban acceso a la planta baja. Interiormente estaba dividida en tres plantas, con la característica de tener chimenea, construida en el siglo XIV, con distintas bocas por piso en la cara noroeste, sin duda debido al duro clima exterior.
 La planta baja está cubierta por bóveda de crucería gótica reforzada con nervaduras simples (s. XIV), para cuya sustentación fue preciso rehacer las cuatro esquinas de la fábrica románica y sustituirlas por una nueva cantería. Las otras dos plantas tienen arcos fajones sujetando los techos. La torre está rematada por almenas. Originariamente tendría una cuarta planta con cubierta a doble vertiente y vanos de acceso a cadalsos independientes, a juzgar por la disposición de los mechinales en la zona superior de la torre.
Torrecilla del palacete gótico
La torre, románica, presenta dos fases constructivas claramente distinguibles: una más antigua, perteneciente al reinado de Ramiro I, concretamente hacia los años 1050-1060, que en algunos lugares llega hasta la primera planta, siendo construido con sillares de piedra arenisca de gran calidad que alcanzan un grosor de 1,10 metros; y la otra, posterior, debió ser realizada a finales del siglo XII o comienzos del XIII.  
Algo más alejada de la muralla, la otra torre conserva un palacete gótico de la época de Pedro IV, en el siglo XIV, de planta rectangular de 16 por 10 metros con una esbelta torrecilla semioctogonal adosada al cuerpo del palacete por uno de sus lados que encierra una escalera de caracol para subir al piso alto y a la terraza, constituyendo una torre de vigía, conservando aspilleras y saeteras. Al exterior, tres impostas marcan la división de la torre en cuatro cuerpos. La planta superior está derruida y conserva restos de sus tres bóvedas de crucería y su chimenea, del mismo estilo que la de la otra torre.
En la zona norte del palacete se edificó una sala abovedada de la que queda el lienzo oeste provisto de dos arquerías apuntadas y una chimenea en el centro del muro
Torre de la iglesia de San Martín de Tours
Desde la terraza de la torre se pueden apreciar las diferentes formas de la fortaleza: en su recinto amurallado numerosas torres de planta rectangular de 7 metros de lado separadas por unos 15 metros unas de otras; el aljibe; restos de un torreón semejante al actual, que refuerza la idea de que en un primer momento la fortaleza estaba compuesta por dos torres; el patio de armas, donde recientes excavaciones han sacado a la luz restos de edificaciones, por lo que se deduce que la aldea medieval se encontraba dentro del actual recinto. También, de las recientes excavaciones e investigaciones se deduce que la puerta a todo el complejo amurallado estaba orientada hacia el sur bajo una torre hoy desaparecida, estando defendida por otra torre.
Igualmente puede apreciarse, a pocos metros, ya fuera del recinto, la bella torre de la iglesia de San Martín de Tours emergiendo entre los tejados de las casas.







BIBLIOGRAFÍA


-CABAÑERO SUBIZA, BERNABÉ. Los orígenes de la arquitectura medieval de las Cinco Villas (891-1105): entre la tradición y la renovación. Cuadernos de las Cinco Villas, 3.
-GIMÉNEZ APERTE, MANUEL. “Las Cinco Villas: tierra de castillos.” Zaragoza, la Provincia, nº 2. Junio, 2009.
-GUITART APARICIO, CRISTÓBAL. Castillos de Aragón, II. Librería General. Zaragoza, 1999.
En la web:
-www.castillosdearagon.es. Castillo de Peña Ayllón en Uncastillo
-www.castillosnet.org. Uncastillo.
-www.patrimonioculturaldearagon.es. Uncastillo.
-www.romanicoaragones.com. Uncastillo. Castillo. Pág. de A. García Omedes.