sábado, 27 de febrero de 2016

LAS CASICAS DEL CURA



Están ahí, en un rincón de un extremo del pueblo, semiescondidas a la sombra del Parador de Turismo, apenas visibles para el visitante, en un callejón sin salida y con un casi inexistente acceso al mismo, sin circulación rodada ni peatonal, desconocidas para muchos, solas, aisladas, al final del pueblo, como marginadas, pero ahí están desde los primeros años del siglo XX. Son "las casicas del cura".

"Las casicas del cura", tras el Parador de Turismo de Sos.
     A principios del siglo pasado, se construyeron un tipo de viviendas más económicas que el resto de edificaciones dirigidas a economías más modestas. Eran edificaciones sencillas, emparentadas en general con los cánones de la arquitectura popular de la zona, pero más pequeñas, con unos materiales de construcción más económicos y edificadas sobre suelo más barato. El párroco de Sos cedió estas viviendas a las familias del municipio más necesitadas. Desde entonces se las conoce como "las casicas del cura".

Y ahí están, en pie y mostrándose humildes, aun sabiendo que nunca podrán competir con la majestuosidad arquitectónica del resto del municipio, y al mismo tiempo mostrándose orgullosas por formar parte del mismo ,aunque sea desde un pequeño, pero humilde, rincón de un extremo del pueblo.