lunes, 5 de diciembre de 2016

RUTA DE LAS JUDERÍAS POR LAS CINCO VILLAS: SOS DEL REY CATOLICO

Aragón en la Edad Media fue un ejemplo de convivencia multicultural porque en toda su extensión territorial coexistieron tres religiones monoteístas: la cristiana, la musulmana y la judía.
Pero sin duda fue la comunidad hebrea la más notoria en la comarca de las Cinco Villas.
Cerámica en el barrio judío de Luesia.
            Las juderías surgen por el propio deseo de la población judía de tener un lugar donde vivir en comunidad y poder guardar sus leyes y costumbres. Datada su organización en nuestro territorio desde el s. IV, su impulso institucional se acentuará con la época musulmana, afianzándose con el avance de la Reconquista. Localizadas en torno al castillo o en el centro urbano, cerca del mercado, constituían espacios amurallados de trama zigzagueante que albergaba un caserío de piedra o ladrillo, las sinagogas, e incluso en ocasiones el cementerio. Presentes en toda la geografía zaragozana destacan especialmente, por su alta densidad de población y rico patrimonio, además de la comunidad cincovillesa, las comunidades de Calatayud y Daroca.
La gran cantidad de documentos escritos existentes en la comarca de las Cinco Villas sobre las comunidades judías asentadas en la zona, los restos arqueológicos encontrados, o la fisonomía de las juderías con sus estrechas calles, sinagogas o cementerios, nos confirman que un gran número de judíos habitaron en diferentes pueblos de la comarca cincovillesa.
Aproximadamente uno de cada cuatro habitantes de las Cinco Villas era judío, lo que nos puede dar una idea de la importancia de esta comunidad en las relaciones familiares, sociales, políticas, económicas y religiosas de la época.
Gracias a los derechos contemplados en las cartas de población, a sus incentivos fiscales y a un contexto de hospitalidad y tolerancia, lo que en un principio fueron unas pequeñas avanzadillas de hebreos, rápidamente se transformarán, durante la plena Edad Media, en nueve comunidades o aljamas sólidamente asentadas, que recalarán en Ruesta, Uncastillo, Biel, Sos, Luna, El Frago, Luesia, Ejea de los Caballeros y Tauste.
Con una población que superará el millar de habitantes y que circunstancialmente tendrá acomodo en localidades como Layana, Castilliscar, Sádaba, Biota, El Bayo, Erla o Farasdués, constituirán una de sus clases esenciales de identidad, sobre todo por la insignificante presencia de mudéjares, diseminados especialmente en el valle del Ebro.
Si desglosamos la evaluación establecida en el fogaje o recuento de unidades familiares (casatas) de las Cortes de Maella (1404) a comienzos del siglo XV en la zona de las Cinco Villas, y las complementamos con los datos procedentes de las fuentes notariales y municipales, obtenemos unos resultados bastante aproximados a la realidad en cuanto al número de habitantes judíos en la zona[1].

MUNICIPIO
HOGARES
INDIVIDUOS
Ruesta
15
60-65
Biel
51
200-225
Luesia
30
120-135
El Frago
15
60-65
Sos
21
85-90
Uncastillo
29
115-130
Luna
20
85-90
Tauste
22
90-100
Ejea
59
240-270

Antigua sinagoga. Barrio judío de Sos del Rey Católico

            Vamos a realizar un recorrido por las principales barrios judíos de las Cinco Villas para conocer mejor el pasado sefardí de la comarca, recorriendo sus aljamas y aproximarnos a esta cultura que se instaló en nuestra tierra durante los siglos XI y XII, cuando el avance de la Reconquista cobra un fuerte impulso y los nuevos territorios liberados precisan repobladores en un proyecto político que se estaba gestando, denominado Aragón.
Mezuzah en una casa del barrio judío de Sos.



                    En sucesivas entradas del blog iremos viendo las juderías más importantes de las Cinco Villas, próximas a Sos, desde donde poder realizar excursiones diarias sin necesidad de recorrer excesivos kilómetros.
La ruta la podemos iniciar en Sos del Rey Católico, donde el barrio judío, que en la actualidad se llama Barrio Nuevo, se halla tras el Palacio de Sada, integrado por una treintena de casas en perfecto estado.( ver barrio judío de Sos) 








[1] Motis Dolader, M.A. “Los judíos en las Cinco Villas en la Edad Media: Historia de una convivencia dual”, en Nuria Asín (Coord) Comarca de las Cinco Villas, p. 94. Col. Territorio, 25. D.G.A., Zaragoza, 2007.




BIBLIOGRAFÍA

-CABEZUDO ASTRAIN, JOSÉ. La judería de Sos del Rey Católico. Sefarad XXXII. 1972.
-MOTIS DOLADER, MIGUEL ÁNGEL. Guía del Aragón judío. D.G.A. 1991.
-MOTIS DOLADER, MIGUEL ÁNGEL. Hebraica aragonalia. El legado judío en Aragón. D.G.A. Zaragoza, 2002.
-MOTIS DOLADER, MIGUEL ÁNGEL. “Los judíos de las Cinco Villas en la Edad Media: Historia de una convivencia dual”, en Nuria Asín (Coord.) Comarca de las Cinco Villas, pp.93-106. Col Territorio, 25. D.G.A. Zaragoza, 2007.