lunes, 2 de noviembre de 2015

LOS BORBONES. EL SIGLO DE ORO

Fernando VI "el Prudente", de Jean Ranc
Al morir Felipe V le sucedió en el trono su hijo Fernando VI , nacido del matrimonio con su primera esposa María Luisa de Saboya; a su subida al trono en 1746 Fernando contaba con 33 años. Sus principales objetivos fueron la liquidación de los frentes de guerra heredados del reinado de su padre y la reforma interna del reino. Amante de la paz evitó cualquier conflicto internacional, llevando a España al período de paz más largo desde tiempos de Felipe II y, mientras las naciones vecinas estaban inmersas en cruentas guerras, Fernando pudo hacer importantes progresos en agricultura, industria y comercio. La Ilustración impulsó el renacimiento cultural español. En 1752 se fundó la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y posteriormente se emprendieron las obras del Jardín Botánico y del Observatorio Astronómico.
.Fernando VI concedió privilegios a la villa de Sos en pago a su lealtad.
Casado con Bárbara de Braganza, hija de Juan V de Portugal, no tuvo descendencia, por lo que al morir en 1759 le sucedió en el trono su hermanastro Carlos III, fruto de las segundas nupcias de Felipe V con Isabel de Farnesio.
Carlos III "el Político", de Andrés de la Calleja.
Carlos III se vio obligado a participar en la Guerra de los Siete Años  para frenar la expansión británica por América, pues habían ocupado Honduras y la colonia francesa de Quebec. La guerra terminó con la Paz de París de 1763. España recuperó Menorca, Florida y la costa de Honduras, aunque no Gibraltar.
El 14 de diciembre de 1788 fallece Carlos III, sucediéndole en el trono su hijo Carlos IV, persona poco avezada en los asuntos de gobierno,dejando el control del mismo en manos de su esposa María Luisa de Parma y de su primer ministro Manuel Godoy, estando marcado su reinado por el impacto que tuvo en España la revolución francesa de 1789 y su posterior desarrollo cuando en 1799 Napoleón se convirtió en el primer cónsul de la república francesa.
Retrato de Carlos IV "el Cazador", por Goya.
Fue este siglo XVIII el llamado “siglo de las luces”, “el siglo de la Ilustración”.
                       La Ilustración se reveló en España como un movimiento de reforma, especialmente a nivel económico, gracias al impulso de la agricultura, la industria y el comercio, y a nivel cultural merced a la educación, las artes y las ciencias.
                  Serán los cuatro primeros borbones de España quienes ejercerán gran influencia en el pensamiento ilustrado. En la primera mitad de siglo Felipe V y Fernando VI empiezan a introducir las ideas ilustradas.  Felipe V, tras la Guerra de Sucesión, trajo consigo el pensamiento reformista francés. Fue él mismo quien inició una serie de reformas para dotar a España de una mayor racionalidad, reorganizando el aparato estatal con una mayor centralización y la pérdida de privilegios forales; se tomaron medidas económicas para intentar mejorar el comercio interior; y se puso en marcha una política de regalismo, para dar más poder al Estado frente a la Iglesia. Los ilustrados ven en las reformas sociales el camino hacia el progreso que llevará a la justicia y a la libertad de los pueblos.
El cientifismo y enciclopedismo serán los vehículos de difusión de las ideas ilustradas; en política triunfaría el reformismo y el despotismo ilustrado el instrumento para conseguir el progreso, la justicia y el bienestar de los pueblos; en lo social se caracterizará por el desarrollo de las ideas sobre el bienestar social, manifestándose la preocupación social a través de una perspectiva laica: filantropía o humanitarismo, amor al ser humano; en lo religioso criticarán el poder de la iglesia; culturalmente defenderán el utilitarismo: la cultura tiene que contribuir a mejorar y modernizar la sociedad, por lo que se fomentarán instituciones culturales, como academias, museos..,se crean importantes instituciones: la Biblioteca Nacional, la R.A.E...; y en el arte el siglo estará marcado por el Neoclasicismo.
El reinado de Carlos III será el prototipo en España del Despotismo Ilustrado, e impulsará las ideas reformistas desde el poder; y en el reinado de Carlos IV la monarquía y la nobleza atacarán las ideas ilustradas; se siente temor a que se contagie el espíritu que dio lugar a la revolución francesa; se producirá un cierre con respecto a Europa.
Fue en este siglo y en este ambiente reformista, cuando el ilustre Dn.Isidoro Gil de Jaz, que aunque nació en Sangüesa su primera educación la recibió en Sos(ver biografía), concedió una extraordinaria importancia a la educación y las letras como elemento impulsor del desarrollo en España, decidiendo fundar en Sos (villa que siempre llevó en su corazón) un colegio regentado por los PP. Escolapios para que todos los niños del municipio tuvieran una educación, donando para ello sus casas y sus bienes.(ver colegio Gil de Jaz)
                     Carlos IV fue retenido con su familia por Napoleón y obligado por éste a abdicar en su hijo Fernando, que a su vez deberá abdicar inmediatamente a favor de José Bonaparte, hermano del emperador. El ascenso de José I al trono de España por imposición de Napoleón introducía así el primer paréntesis en el reinado de los Borbones españoles y la primera restauración de la dinastía tuvo que esperar a la expulsión de los franceses y la llegada de Fernando VII, hijo de Carlos IV.(Continuación)






BIBLIOGRAFÍA

-HISTORIA DE ESPAÑA. Plaza&Janés Editores, S.A. Espluges de Llobregat (Barcelona), 1991.

En la web:

-https://es.wikipedia.org/Fernando VI de España, Carlos III y Carlos IV de España.