sábado, 11 de febrero de 2017

PEDRO II

Pedro II, el Católico.
Pedro II, el primogénito de Alfonso II y Sancha de Castilla, había sido armado caballero por su padre en 1188 a los 17 años, por lo que quedó bajo la tutela de su madre Sancha hasta que alcanzara los veinte, por expresa disposición testamentaria de Alfonso II. El nuevo monarca heredó el Reino de Aragón, el condado de Barcelona, y todas las tierras del Mediodía francés desde la ciudad de Béziers hasta el puerto de Aspe; otros territorios los heredó su hermano Alfonso, con quien Pedro mantenía magníficas relaciones tanto en el ámbito personal como en el político, a diferencia de las establecidas con su madre Sancha, con la que se enfrentó en diversas ocasiones por las posesiones de sus castillos en la frontera con Castilla, cuyo gobierno pretendía gestionar directamente Pedro II. Afortunadamente, las discrepancias quedaron resueltas mediante acuerdos pactados en Ariza en 1200 y en Daroca en 1201.
Desde finales de 1196, el joven Pedro II comenzó una intensa actividad política rodeada de un grupo de consejeros procedentes de los más diversos territorios de la Corona de Aragón. La expansión militar hacia el sur de la Península se vió frenada por la firme presencia de los almohades, al menos hasta la derrota cristiana en la batalla de Alarcos en 1196, por lo que la política de expansión la dirigió hacia Levante. Diez años después de la derrota de Alarcos, los soberanos cristianos peninsulares comenzaron las conversaciones para retomar la expansión hacia el sur, en este caso de manera conjunta y dentro de una ideología de cruzada.  
Batalla de las Navas de Tolosa. Despliegue de los dos ejércitos antes de la batalla
En marzo de 1206, pactaban Castilla y León en la ciudad de Alfaro, y al año siguiente lo hacían Castilla y Navarra en Guadalajara, poco después, en Monteagudo y Mallén,lo harían Aragón con Navarra. Mediante esta serie de acuerdos sucesivos, los monarcas cristianos peninsulares aseguraban la estabilidad de sus fronteras interiores y se abría el camino para aunar esfuerzos en pro de una política de expansión común. Se estaba fraguando la decisiva batalla de las Navas de Tolosa, donde en 1212, el rey de Castilla, Alfonso XII, junto con Sancho VII de Navarra y Pedro II de Aragón consiguieron una importante victoria contra los musulmanes que despejó el camino hacia el sur, siendo la ciudad de Úbeda la primera plaza tomada. El derrotado almohade al-Nasir, abdicó en su hijo y pocos años después comenzó el desmoronamiento de su imperio en al-Andalus y el Magreb.
En lo que concierne a Sos, un documento de 8 de junio de 1201 refleja que el rey Pedro dona a Palacín de Villanovilla unas casas que tenía en Sos con sus viñas, campo y heredad, y el derecho que tiene sobre los molinos de Sos, todo ello a condición de que a su muerte vuelvan al rey y de que esté preparado para cuando el rey lo solicitase[1].
En otro documento de 1202, Pedro II revoca una donación que había hecho de algunos de los términos de Sos al lugar de Castilliscar y concede a los hombres de Sos todos sus términos y el uso de pastos, aguas y leñas[2].

El 15 de junio de 1204 Pedro II contrae matrimonio en la casa de los templarios de Montpellier con la reina María, a la que llegó a repudiar, pero fruto del matrimonio nació Jaime en 1208, que heredaría el trono.
Otro documento de 23 de febrero de 1212 expone una donación de Pedro II, cediendo a Gastón de Biota el horno “de la abadía”, en Sofuentes, para que lo lleve a medias con los clérigos, estableciendo que los vecinos puedan cocer libremente en él sin impedimento de ningún señor u oficial real[3].
En otro documento confirma las libertades y exenciones de los clérigos de Sos concedidas por su antepasado Alfonso el Batallador.
                      Pedro II instituyó el impuesto del monedaje, quedando exentos de su pago los ricoshombres, caballeros, gente perteneciente a los señoríos de las Ordenes Militares y clérigos regulares de cualquier orden, pero no los infanzones.
El 12 de septiembre de 1213 Pedro II moría en el campo de batalla francés en Muret (cerca de Tolosa), en un intento de defender a sus súbditos franceses contra la herejía albigense (cátaros)
Como curiosidad aquí tenéis la leyenda que se cuenta sobre el momento de la concepción del hijo de Pedro II, Jaime, su sucesor, y que reinaría como Jaime I, leyenda con bastantes dosis de credibilidad y transmitida por Bernard Desclot y Ramón Muntaner, cronistas del siglo XIII, según la cual el rey fue engañado por su esposa para yacer con ella, ya que hasta entonces todavía no habían cohabitado juntos. Los barones de Montpellier habían convencido a la reina de la necesidad de proporcionar un heredero varón, y dado que Pedro II era reacio a ir al lecho conyugal con su esposa, le propusieron a ésta que en la oscuridad de la noche se hiciese pasar por la amante de su esposo, ya que los devaneos amorosos del rey eran notorios y públicos. Abades, priores, clérigos, doce damas y doncellas y un representante del obispo acompañaron-según el cronista Muntaner- a la reina hasta la antecámara real y quedaron en oración toda la noche por el triunfo de la estratagema. Así, Pedro II se acostó, sin sospecharlo, con su propia esposa, y al darse cuenta del engaño con las primeras luces del alba, no le quedó más remedio que resignarse.(Continuación)




[1] A.C.A. Cancillería, Pergs. Pedro I, nº 113.
[2] A.P.Z. Reales Ordenes, 810/7
[3] A.P.S. Doc. S. XIII, sin catalogar..







BIBLIOGRAFÍA

-ABELLÁ SAMITIER, JUAN. Selección de documentos de la villa aragonesa de Sos (1202-1533). I.F.C., (C.S.I.C.) Excma. Diputación Provincial. Zaragoza, 2009.
               -ALVIRA CABRER, MARTÍN. Pedro el Católico, Rey de Aragón y Conde de Barcelona (1196-1213) Documentos, Testimonios y Memoria Histórica. 6 tomos. Fuentes
 Históricas Aragonesas, 52. I.F.C. (C.S.I.C.), Zaragoza, 2010.
                    -ORCASTEGUI GROS Mª CARMEN. La reglamentación del impuesto de monedaje en Aragón en los siglos XIII-XIV.Aragón en la Edad Media, 5; pp. 113-122. Universidad de Zaragoza. Facultad de Filosofía y Letras; Dpto.de Historia Medieval. Zaragoza, 1983.

-Coleccionable Historia de Aragón. Heraldo de Aragón. Zaragoza, 1991.
-Coleccionable Reyes y Reinas de Aragón. Heraldo de Aragón.