domingo, 13 de noviembre de 2016

SANCHO III EL MAYOR.LA EXPANSIÓN TERRITORIAL. SUS CASTILLOS


Sancho III el Mayor. Obra de Rizzi. Monasterio de Yuso. (La Rioja)
En el año 1004 Sancho III el Mayor (1004-1035) subió al trono, y se encontró con un proceso reconquistador totalmente atascado. Los monarcas cristianos habían perdido en la recta final del siglo pasado lo que habían conquistado en la primera mitad del mismo. Las causas fueron las campañas realizadas por Almanzor contra Navarra entre los años 990-992. La reacción cristiana en toda la Valdonsella fue acaudillada por Sancho III, quien de nuevo conquistó las fortalezas perdidas años atrás y se propuso como tarea principal y primordial la defensa del reino para evitar esas campañas árabes, y es en 1012 cuando este monarca, rey de los aragoneses y pamploneses, consolida la fortaleza de Sos, junto con las de Uncastillo, Ruesta, Ull, Luesia, Sibirana, Biel, Agüero, Murillo, Loarre, Nocito, Abizanda, Samitier, Troncedo, Monclús y Perarrúa, edificando nuevos castillos y sustituyendo los primitivos materiales constructivos de las torres de  madera por la solidez de la piedra, construyendo así unas fortalezas mucho más resistentes y consiguiendo de esta forma afianzar la frontera, creando un firme cordón defensivo fortificado que los musulmanes nunca más lograrán rebasar, vertebrando la organización y defensa de su espacio soberano mediante el régimen de “honores” y tenencias.
Sancho III logró unificar los reinos cristianos de Navarra y León, así como los condados de Castilla, Aragón, Sobrarbe y Ribagorza. Sin embargo, los diferentes Estados mantuvieron su independencia jurídica, lo que permitió el reparto entre los herederos del monarca, aunque permanecieran sometidos a la autoridad del rey de Pamplona.
                    La situación y ubicación de los castillos del extenso territorio de Sancho III reflejan una disposición estratégica y organización militar estudiada a conciencia con el fin de contrarrestar los posibles ataques musulmanes. Son castillos estaban ubicados de forma escalonada, en entradas de difícil acceso, con alcance visual entre ellos para poder hacer señales en caso de peligro y con una distancia no superior a media jornada entre unos y otros para que pudieran apoyarse sin dificultad.
La frontera oriental del reino de Pamplona, en tiempos de Sancho III, estaba formada por las siguientes importantes fortificaciones: Aibar, Sangüesa, Añués, Ruesta, Sos, Roita, Lobera de Onsella, Sibirana, Uncastillo, Biel y Luesia, que en los valles occidentales del Onsella y en las Cinco Villas controlaban la ruta que va de Ejea a los Pirineos.
Para obstaculizar las entradas al interior del Pirineo por las rutas que partían de Huesca hacia Jaca por la sotonera siguiendo la vieja calzada romana, se alzaba la plaza de Loarre, desafiante frente al poder musulmán de Huesca, apoyada por los castillos de Agüero, Murillo, Castelmanco, Cacabiello y Marcuello al occidente, y Nocito, que protegía el acceso al Serrablo desde el sur. Subiendo a los Pirineos, las plazas de Senegué, Ara y Javierrelatre, entre otras.
La zona del Sobrarbe y Ribagorza se cubrían con las fortalezas de Morcat, Buil, Boltaña, Ainsa, Muro de Roda, Samitier, Abizanda, Pano, Morillo de Monclús, Troncedo, Perarrúa, Fantova, Monesma de Benabarre, Luzás, Viacamp y Montañana

Distancias en kilómetros entre los castillos de las altas Cinco Villas[1]


SOS
BIEL
LOBERA 
 LUESIA
     ROITA
 RUESTA
 SIBIRANA
   UNCASTILLO
SOS
------
26
15
20,6
6,5
15
16,8
16,6
BIEL
26
 ------
16
7,5
20
24,6
10
16,3
LOBERA
15
16
 ------
17
10
8,5
10,6
20
LUESIA
20,6
7,5
17
 -----
13,9
24,5
5,5
8,7
ROITA
6,5
20
10
13,9
 --------
15
9,5
11,6
RUESTA
15
24,6
8,5
24,5
15
 ------
19
26
SIBIRANA
16,8
10
10,6
5,5
9,5
19
 -------
9,6
UNCASTILLO
16,6
16,3
20
8,7
11,6
26
9,6
 ----------

 En resumen, Sancho el Mayor heredó una plataforma territorial que sumaba unos 21.000 Km2 y ganó por derecho de conquista unos 3.500, con la lógica ampliación- unos 250 Km.- de la franja de contacto con el Islam.

EL Reino de Pamplona a la muerte de Sancho III el Mayor (1035)
     Reino de Pamplona      Condado de Aragón y dependencias perteneciente a la monarquía pamplonesa desde el año 922      Ganancia de Ribagorza y anexos. (1018-1025)       Fronteras restauradas por Sancho III el Mayor (1018-1025)       Tierra perdida el 922      Zona vinculada a Pamplona desde el siglo X      Condado de Castilla y Álava      Zona disputada por el Reino de León      Reino de León      Dominios musulmanes


En estos tiempos el Condado de Aragón creció económicamente de una forma considerable, pues durante el reinado de Sancho III se había incrementado el comercio desde el norte de África hacia Francia hasta tal punto que hubo de crearse un puesto aduanero en Somport; los ingresos generados dieron al condado de Aragón una suficiencia económica impensable poco antes. Sancho III apoyó el desarrollo del Camino de Santiago edificando iglesias, albergues, hospitales…; el dominio que ejerció en todos los reinos peninsulares le facilitó esa labor: La peregrinación a Santiago fue otra fuente de ingresos para Aragón.
A la muerte de Sancho III, en 1035, Pamplona era el Reino más importante de la Península. El vasto territorio del monarca quedó repartido entre sus hijos según testamento, pero todos los hermanos quedaron supeditados a la autoridad del rey, que correspondió al primogénito varón legítimo de Sancho III, García. Las luchas por los territorios y los problemas vendrían después(Continuación)




[1] Sagredo, Iñaki. Los castillos de Sancho III, el Mayor, en Alto Aragón, Sobrarbe y Ribagorza.






BIBLIOGRAFÍA

-CABAÑERO SUBIZA, BERNABÉ. Los orígenes de la arquitectura medieval de las Cinco Villas (891-1105): entre la tradición y la renovación. Cuadernos de las Cinco Villas, 3. I.F.C. Ejea de los Caballeros, 1988.
-GUITART APARICIO, CRISTOBAL. Castillos de Aragón, I y III. Librería General. Zaragoza, 1979 y 1999. 
-MARTÍNEZ y HERRERO, BARTOLOMÉ. Sobrarbe y Aragón. Estudios históricos sobre la fundación y progreso de estos Reinos hasta que se agregó a los mismos el Condado de Barcelona. T.1. Imprenta de la Perseverancia. Zaragoza, 1866.
-SAGREDO, IÑAKI. Navarra. Castillos que defendieron el Reino. T II. Los castillos de Sancho III, el Mayor, en Alto Aragón, Sobrarbe y Ribagorza. Pamiela. Pamplona, 2007.
-UBIETO ARTETA, ANTONIO. Documentos reales navarro-aragoneses hasta el año 1004. "Textos medievales", 72. Zaragoza, 1986.
-Coleccionable. Reyes y Reinas de Aragón. Heraldo de Aragón.