domingo, 12 de junio de 2016

DÓNDE COMER EN SOS DEL REY CATOLICO


La villa de Sos posee una amplia y excelente oferta gastronómica que combina los platos más tradicionales con creaciones elaboradas a partir de las materias primas de la comarca, amén de los platos de la cocina estándar internacional.
 En los últimos años, debido al turismo, Sos ha mejorado mucho en servicios y en instalaciones, y hay posibilidades de elección para todos los gustos y bolsillos en sus bares y restaurantes, donde se puede disfrutar, como antes se ha comentado, tanto de la comida tradicional, como de la regional o, si lo prefiere, más vanguardista o de autor; pero todos estos platos, siempre elaborados bajo un denominador común, como fue la herencia culinaria de nuestros antepasados en la zona y confeccionados, siempre que se pueda, con las excelentes materias primas de la zona.






               

     BARES Y RESTAURANTES EN LA VILLA

La villa de Sos del Rey Católico, en su fuerte apuesta por la recuperación del pueblo basada en el sector turístico, ha visto aumentada considerablemente en los últimos años tanto su capacidad hotelera como los locales de restauración, donde se ofrecen una amplia gama de posibilidades adaptada a distintos gustos y posibilidades económicas.
      La Villa de Sos cuenta en la actualidad con los siguientes restaurantes y bares: 


La Cocina del Principal.


Restaurante El Principal. C/ Fernando el Católico nº 13
Portal de entrada al restaurante




Situada en la calle principal de la Villa, Fernando el Católico nº 13, ocupa las antiguas cuadras y bodega de lo que fue una casa noble del siglo XV y pasando a ser, con posterioridad, el Casino Principal de Sos, de donde toma su nombre. Formando parte de su decoración podemos ver el antiguo laco que existía en la bodega de la casa.
Laco que se conserva en el restauranrte
Ofrece una gastronomía típica aragonesa, basada en productos de la zona y de temporada, donde las verduras y hortalizas, legumbres, la caza, las carnes y las setas, unidos a una exquisita elaboración de sus postres, harán deleitar al más exigente de los paladares.
Destacamos las patatas asadas con foie fresco a la plancha y reducción de Pedro Ximénez, la firigolla (verduras a la brasa), las brochetas de ciervo, las carrilleras de ternera con manzana o el chuletón a la brasa de carbón de encina, sin olvidarnos de los elaboradísimos postres, como por ejemplo el “arco iris” (láminas de chocolates fundidos: negro, blanco y con leche, con yogourt) o los higos templados macerados en moscatel con helado de leche merengada, todo un placer para el paladar.



Una sala del comedor del restaurante La Cocina del Principal. Sos del Rey Católico



Restaurante Mayor 25.

Fachada y entrada del Restaurante Mayor 25




Situado en la calle Fernando el Católico nº 25.
Con una sencilla decoración resulta un restaurante acogedor. Su cocina tradicional aragonesa está basada en las mejores materias primas de la zona, donde las protagonistas son las carnes y verduras
Es de reseñar el gran surtido y excelente elaboración de sus tapas.









Restaurante Asador El Leñador.




Ubicado en la calle Fernando el Católico nº 4.
Cocina tradicional donde, haciendo honor al nombre del restaurante, la brasa de leña es la protagonista.Destacan sus carnes a la brasa, sin olvidarnos de las legendarias migas a la pastora, y sus postres caseros.






Hotel Restaurante Triskel.



Ubicado en las afueras de Sos dirección Zaragoza. Calle Afueras nº 9.
Desde él se aprecian unas excelentes vistas de la Villa.
En su restaurante podemos disfrutar de una cocina aragonesa con influencia vasco-navarra trabajada muy adecuadamente.
Comedor del hotel  Triskel


Bar restaurante Las Coronas.


Las Coronas. Situado en la Plaza de la Villa


La excelente terraza bajo los arcos de la antigua plaza del mercado, en el mismo centro de la Villa. Un escenario incomparable, tranquilo y acogedor.



Ubicado en la Plaza de la Villa nº 2.
Posee una privilegiada terraza bajo los arcos del antiguo mercado medieval.
Su especialidad son las tapas y raciones, donde se aúna la innovación y la cocina tradicional.

Restaurante del Parador de Turismo.


Entrada al Parador de Turismo.


Situado en uno de los extremos de la muralla, en la calle Arquitecto Sainz de Vicuña nº 1, presenta maravillosas vistas tanto de la Villa como de la Val D´Onsella.
El comedor sintoniza perfectamente con el encanto del conjunto monumental, siendo su oferta culinaria de una cuidada y exquisita cocina basada en una selección de los mejores productos de la región. Como especialidades gastronómicas más representativas podemos citar el ternasco de Aragón asado, el pollo al chilindrón, entremés de mar y ribera (degustación de borrajas, cardos y bacalao al ajo arriero) y de postre el biscuit de guirlache o melocotón de Calanda al vino. Es destacable su carta de vinos.
Restaurante del Parador de Turismo


Restaurante Vinacua.



Situado fuera del recinto amurallado en la calle Pintor Goya nº 24.
En él podemos degustar una cocina casera, tradicional, con platos típicos de Aragón y Navarra, y con diversos menús y amplias cartas. Conserva algunos platos típicos de muy antigua tradición, traspasada de padres a hijos, como los jarretes de cordero con alcachofas o el conejo guisado, sin olvidarnos de las carnes a la brasa y los postres caseros.
Comedor del restaurante Vinacua



Bar Landa.

Bar Landa. Situado bajo el arco del Portal de Zaragoza




Situado junto a la entrada de la Villa por el Portal de Zaragoza, en la calle Fernando el Católico nº 36.
Especialidades en tapas variadas, bocadillos, comida casera y tradicional.











Bar El Caserío.





Ubicado fuera del recinto amurallado, muy próximo al restaurante Vinacua, en la calle Pintor Goya nº 6. 

Especialidades en tapas, bocadillos y fritos variados















Albergue de Juventud


Albergue de Sos del Rey Católico
En el centro histórico de la Villa, muy cerca de la Iglesia Parroquial de San Esteban, se ubica el algergue de juventud; un edificio tradicional de piedra restaurado recientemente.

Sirven comidas caseras y tradicionales a unos precios muy económicos, con una relación calidad-precio excelente.