domingo, 15 de marzo de 2015

LA EDAD MEDIA

Si algo llama la atención al ver por primera vez la Villa de Sos del Rey Católico es su aire medieval. Calles, muros, casas, murallas, piedras, blasones, torres, palacios, castillo, iglesia…, todo parece haberse detenido en el tiempo trasladándonos a una época pasada, la Edad Media; y puesto que la Villa  ha forjado sus perfiles de identidad histórica principalmente en este período de la historia, vamos a ver, en diferentes entradas del blog, cómo era el pensamiento de aquéllos hombres que vivieron en un territorio en el que muchas situaciones y acontecimientos se les escapaba a sus conocimientos y razocinio, cómo paulatinamente fueron perdiendo sus miedos a un mundo desconocido, cómo adquirieron conocimientos y cómo desarrollaron su saber, en definitiva, cómo era la vida en la Edad Media y cómo se fueron fraguando los momentos sociales, económicos, políticos, culturales  e históricos que a través de los siglos han ido fraguando la idiosincrasia de la Villa de Sos, de España, de Europa en general, y de sus habitantes.



La Edad Media, también llamada Medievo o Medioevo es el período histórico de la civilización occidental que comprende desde el siglo V, con la caída del imperio romano de Occidente, hasta el siglo XV, con el descubrimiento de América.
Los historiadores, a su vez, suelen dividir este amplio espacio temporal en dos grandes períodos: la Alta Edad Media (s. V al s. X) y la Baja Edad Media (s. XI al XV)

Respecto a la Edad Media existe una opinión, más o menos generalizada, de ser una época oscura presidida por la miseria y la opresión. Un período de la historia del hombre en el que la naturaleza humana se vio pisoteada por lo más inmundo de su condición: la codicia, la venganza, la guerra… 
Una humanidad ahogada en muerte, enfermedades y hambre…, pero que también legó importantes aportaciones, como los primeros grandes contactos con las culturas de Oriente, la monumentalidad de las grandes catedrales, destacados avances de las ciencias (las lentes, la partitura, el reloj, la brújula, y tantos otros adelantos de la navegación) y las artes en cualquiera de sus disciplinas: literatura, escultura, pintura, arquitectura,…aportaciones que, como antes he comentado, iremos viendo en sucesivas entradas del blog.