domingo, 22 de febrero de 2015

IGLESIA DE SAN ESTEBAN: datos histórico-arquitectónicos y constructivos


Asentada en la roca, sobre la Peña Feliciana, el punto más elevado de la Villa, se erige la iglesia de San Esteban. Para acceder a ella tenemos que pasar el túnel abovedado llamado Claustro de Santa María del Perdón( ver claustro). Y es aquí donde observamos con claridad la función defensiva que tenía la villa, ya que solamente a través del Claustro se podía acceder al templo y a la fortaleza situada en el nivel superior.
Pero conozcamos la historia de su construcción.
La iglesia de San Esteban hay que separarla en dos partes: la iglesia inferior, o cripta, y la iglesia superior.


Sos del Rey Católico.Iglesia de San Esteban. Los ábsides albergan la iglesia inferior o cripta y la superior
          La primitiva iglesia, o cripta, fue proyectada, según el arquitecto Iñiguez, “como una simple infraestructura para fundamentar la planta de la cabecera de la iglesia superior”, hipótesis que también recogen Angel Canellas y Angel San Vicente en su estudio sobre el románico en Aragón. Pero cuando las obras se empezaron, se decidió, y este hecho constituye una certeza, emplearla como iglesia baja, razón por la cual puede explicarse tanto su configuración como su ornamentación posterior.
                    La datación de esta iglesia baja queda constatada también en una inscripción conservada en uno de sus muros: “era MXCIII” (año 1055).En este año de 1055 la reina Estefanía, viuda del rey García de Nájera, promovió la edificación del templo de San Esteban con subvenciones piadosas, que en 1059 un clérigo de la comunidad, García Garcés, anotaba en un cartulario y fueron continuados en 1081 por García Fortuñones, posible arcediano de la Iglesia
                      En el año 1094 llega a Sos el obispo de Compostela, don Diego Peláez, que fue expulsado por Alfonso VI de Castilla; le acompaña el Maestro Esteban, que había trabajado en la catedral compostelana con el maestro Mateo. La obra del maestro Esteban queda reflejada en varias iglesias de la zona, y en Sos aparece en los monumentales capiteles de la cripta y probablemente en la portada de la iglesia parroquial. Posteriormente será el maestro Jordán quien continúa las obras de la Iglesia (1137)

Túnel de Santa María del Perdón. Era el único acceso a la iglesia superior

La datación de la obra de la iglesia superior es muy problemática, habiendo quien la sitúa cercana al siglo XIII, si bien, por el contrario, contamos con los datos del historiador y abad de San Juan de la Peña, Briz Martínez, y que refiere una donación hecha a su monasterio en mayo de 1137, estando el rey Ramiro I en Sos, en la cual se dice que se edifica en aquel año un fuerte castillo “ por un gran artífice que se decía Iordan”, y explica el abad que, estando el rey en guerra con Navarra, las obras debieron consistir en fortificar de nuevo el castillo. 
Esta noticia cobra mayor interés al constatar que precisamente en el crucero de la iglesia de San Esteban figuran un par de marcas de cantero en forma de “J”, signo que bien puede ser la letra inicial del nombre "Jordán"; una indicación, que junto con las anteriores, induce a centrar la cronología de la iglesia de San Esteban hacia mediados del siglo XII. Si bien la iglesia no debía estar terminada en su totalidad si atendemos a un documento de Pedro IV el Ceremonioso con fecha de 4 de junio de 1341 en el que concede al concejo de Sos la gestión de la primicia que debe destinarse a la fábrica de la iglesia y, si sobrase algo, a los muros y a otros negocios de la villa[1]. Poco después, Juan I declara que a la villa de Sos le pertenece la primicia para emplearla en el culto y en la fábrica de la iglesia parroquial[2].
En 1494 el capellán don Juan Guerrero llega a un acuerdo con Juan Sarias, pintor de Sangüesa, para que haga un retablo para el altar de San Lorenzo[3].
El 8 de septiembre de 1512 el Justicia y los jurados de Sos llegan a una concordia con el cerrajero Juan de Lumbierre para que haga un rejado para la capilla de Nuestra Señora de la iglesia de San Esteban[4].
El 12 de mayo de 1515 se concede permiso al escudero Alfonso de Artieda para que hiciese, en el plazo de un año, una capilla, un altar y un retablo bajo la advocación de San Cristóbal.
El 14 de mayo de 1515 el arcipreste de la Valdonsella, mosén Juan de Porrox, otorgó licencia a Martín de Ampiedes para que éste pudiese abrir una ventana en su capilla de la Magdalena para poder ver y oír la misa mayor, con la condición de que se colocase una reja de hierro para que nadie pudiese entrar ni salir por ella[5].
Para estas fechas, de nuevo el arcipreste Juan de Porrox autoriza al noble Martín de Lozano para que realizase durante tres años una capilla y un retablo dedicados a San Pedro en la parte baja de la iglesia, a mano derecha de la capilla de Nuestra Señora, donde había un altar dedicado al primer Papa de la cristiandad, debiendo mudar éste a cualquiera de los costados[6]

En el siglo XVI se añade un porche a la portada románica

En el año 1521 se pone un retablo en el ábside o capilla Mayor de la Iglesia y finalmente, en el siglo XVI se amplía con  las capillas laterales, la sacristía, una sala capitular, otra para archivo, una portada renacentista en el lado meridional y tuvo que ser prolongada la galería transversal o túnel del Perdón por sus dos extremos; también fue construído un porche sobre la portada septentrional y el coro, este último encargado al maestro Nicolás de Chalons en el año 1530, al que se añadió en el año 1556 una preciosa sillería renacentista de 24 elementos del taller de Moreto.
En enero de 1555, la religiosa Ana Espatolero, poseedora de una capilla en la parroquia de San Esteban, concertaba con el maestro Jorge de Flandes, entonces habitante en Sangüesa, la realización de un retablo de imaginería dedicado a la advocación del Rosario cuya descripción es la siguiente: “En la peayna del retablo se tienen de hazer cinci histrotias, la primera el nascimiento de sancta Ana a Nuestra Señora; la 2ª la salutacion del angel a Nuestra Señora; la 3ª, el Crucifixo con su sanct Joan y la Maria; la 4ª la resurrectio de Nuestro Señor; la 5ª. la asumption de Nuestra Señora con sus apostoles y su historia. Item en el medio del altar tres caxas dentro de la de medio y principal tiene de hazer Nuestra Señora del Rosario y al lado drecho sanct Joan Baptista y al otro sanct Bartholome assi y como esta agora en retablo de pinzel. Item arriba en medio tiene de hazerse el Dios Padre y a los lados sus archetes a la romana que se dizen dos rebutantes con sus dos guardapolbos a los costados y todo lo demas como esta en el debuxo de la dicha capilla del Rosario”.
El imaginero debería de recibir 720 sueldos por su obra, que prometió terminarla “para Navidat primera viniente”[7]
Se ignora el paradero de este retablo. Tampoco Abbad registra la existencia de esta obra en su catálogo monumental.
En 1567 Nicolás de Lizárraga, vecino de Sos, cantero y “maestro de capillas”, realizó obras en la iglesia de San Esteban. EL 7 de mayo contrata a Pedro de Burgui, de Carcastillo, para el transporte de 2500 sillares hasta el pie de obra de la iglesia de Sos[8], y dos años después, el tres de abril, reitera el contrato para otro traslado de 4000 sillares que tenía cortados ya en abril para el mismo destino; esta vez el traslado lo realiza un carretero de Castiliscar[9]. Probablemente se trata de la obra de ampliación de la planta románica de tres naves, rasgando los muros para abrir capillas colaterales.
En enero de 1571 Gil Español de Niño y otros de Sos conciertan de nuevo con el maestro escultor Jorge de Flandes la realización de una obra consistente en “una cabeça de sanct Lamberto de fusta en blanco con medio cuerpo y su guijada en la mano con las partes que para ello se requieren”; el busto debia de “estar en medio de dos angeles que lo administren” y todo el conjunto montado sobre “una peayna con sus colunas para dicha cabeça y su vasa y sotabasa con sus frisos y sus historias con la vida de sanct Lamberto. Otra peayna en obalo hechados sus frisos y historias o otra qualquiere obra que mejor paresciera; el guardapolbo con sus corbas a modo de media naranja con su resalte en medio que haga una rosa por remate tan enrequecida que corresponda a todas las partes”.
Su valor ascendería a la cantidad de 680 sueldos “pagaderos los quinientos sueldos por todo este mes de janero del presente año y los restantes acabada que fuere dicha obra”, que sería para el día y fiesta de Pascua de Resurrección del mismo año.[10]
El catálogo monumental de la provincia no registra la existencia de esta pieza en Sos; acaso fue desplazada o sustituída por una imagen de san Lamberto, de bulto redondo y cuerpo entero, que se conserva en la iglesia de San Esteban, procedente de su retablo mayor, sin duda, realizado en el siglo XVIII, según Abbad[11]
En 1757 Silvestre Thomas construye el órgano de la iglesia.
En 1784 se incorporan los tres retablos barrocos de los ábsides de la iglesia, dedicados a San Esteban Protomártir (ábside central), La Purísima Concepción (ábside de de la Epístola), y Santa María Magdalena (ábside del Evangelio) También se colocan dos púlpitos en los pilares frontales de la desembocadura del ábside central.
La iglesia de San Esteban se alza sobre la Peña Feliciana


Por un Real Decreto de 2 de marzo de 1944 la iglesia es declarada Monumento histórico-artístico
Entre 1953 y 1959 se hacen diversas reparaciones en la iglesia: por Orden Ministerial del 26/10/1953 se aprueba el proyecto de obras para la reconstrucción de cubiertas por un valor de 127.010,69 ptas; otra Orden de 11/05/1956 aprueba el proyecto de obras en el que se propone la demolición de los elementos postizos de piedra que coronan los muros del ábside, reparar dichos muros, reconstruir parte de la cubierta, etc... ascendiendo a un total de 87.212,52 ptas.;en la Orden del 2/10/1958 se aprueba el proyecto  para continuar con las obras de restauración de la cubierta, reponiéndose el enlosado de piedra primitivo en una superficie aproximada de 236 m2, ascendiendo dicho proyecto a la suma de 117.306,73 ptas;en otra Orden del 11 de agosto de 1959 se aprobó el proyecto de obras por un importe de 70.486,71 ptas. para la restauración de las cubiertas del lado de la Epístola, todo ello bajo la dirección de don Manuel Lorente Junquera.

Entre 1963-1967 se realiza el proyecto “restauración general de la iglesia parroquial y alrededores”, dirigida por el arquitecto del Patrimonio don Francisco Pons Sorolla, consistente en la reparación de cubiertas y tejados, renovación de pavimentos, reposición de elementos en la estructura románica que habían desaparecido, limpieza general de todo el interior y urbanización de los exteriores del recinto, así como se procedió a retirar del ábside central un ostentoso retablo de finales del siglo XVIII. Por el R.D. 2177/1963 de 24 de julio se autorizó la ejecución de las obras, por concierto directo, con Dn Manuel Tricas Comps, por un presupuesto de 3.244.793,52 ptas., el cual sería distribuído en las siguientes anualidades: Para el año 1963, la cantidad de 994.793,52 Ptas; para el año 1964, 500.000 ptas; 250.000 ptas para el año 1965, 500.000 para 1966, y un millón de pesetas para 1967.
En 1980 restaura el órgano el párroco de Agüero don Luis Galindo Bisquer, que con motivo de las obras realizadas en la iglesia se había quitado de su primitiva ubicación y se coloca en la capilla de San Francisco Javier, junto a la Sacristía.
En 1990 se realiza una limpieza general de retablos, tallas y lienzos, tanto en la iglesia como en la sacristía. Y se sacó de la pared del fondo un fresco del siglo XIII que representa un Cristóforo que lleva en los hombros el Cristo Pantocrátor, colocándose el panel en la capilla de San José.







[1] A.C.P., Arca Episcopi VI, doc. 41, nº233.
[2] A.C.P. Arca Episcopi VI, doc 41, nº 335.
[3] A.H.P.S. Juan Zareco, p. 436, f. 32.
[4] A.H.P.S. Miguel de Sen, p. 467, ff. 40-40v.
[5] A.H.P.S., Gil García de Urriés, p. 507 C, f. 61.
[6] A.H.P.S., Gil García de Urriés, p. 507 C, ff. 60v-61.
[7] A.H.P.S., Miguel Mancho, año 1555, f. 17´.
[8] A.H.P.S., Jerónimo García, año 1567, f. 60.
[9] A.H.P.S., Jerómimo García, año 1569, f. 20.
[10] A.H.P.S., Jerónimo García de Urriés, año 1571, f. 8.
[11] Abbad Ríos. “Catálogo monumental de España”, p. 637.



BIBLIOGRAFÍA


-ABBAD RÍOS, FRANCISCO. Catálogo monumental de España. Zaragoza. C.S.I.C. Madrid, 1957.
-ABBAD RÍOS, FRANCISCO. El románico en Cinco Villas. I.F.C., D.P.Z., Zaragoza, 1979.
-CANELLAS LÓPEZ, ÁNGEL, y ÁNGEL SAN VICENTE. Rutas románicas en Aragón. Encuentro S.A. Zaragoza, 1975.
-ESTEBAN LORENTE, JUAN FRANCISCO. El nacimiento del arte románico en Aragón. Arquitectura. C.A.I. y F.G.M. Zaragoza, 1982.
-GARCÉS ABADÍA, MÁXIMO. Sos del Rey Católico. Iglesia parroquial de San Esteban. Edilesa. Monografías, serie roja, nº 51. 2001.
-PONS SOROLLA Y ARNAU, FRANCISCO.  “Las obras de restauración en Sos del Rey Católico”, en VV.AA. Exaltación de Sos del rey Católico, introducción de Mariano Rabadan Pina, pp. 19-23. I.F.C., D.P.Z., Zaragoza, 1970.
-SAN VICENTE, ANGEL. “Acotaciones documentales para la historia del arte en Cinco Villas durante el siglo XVI”; en Estudios en Homenaje al Dr. Eugenio Frutos Cortés, pp. 367-444. U.Z., Facultad de Filosofía y Letras. Cometa, S.A., Zaragoza, 1977.
-SAN VICENTE,ÁNGEL. “Iglesia de San Esteban”, en VV.AA. Arte religioso en la villa de Sos del Rey Católico. I.F.C. Zaragoza, 1978.