domingo, 9 de noviembre de 2014

RIOS. EL ONSELLA.


                  Para sobrevivir necesitamos una hidratación constante, ya sea directamente a través de agua o indirectamente por medio de los alimentos. Nuestros antepasados, que conocían el tema de la supervivencia por herencia y experiencia, se asentaron en núcleos próximos a ríos, barrancos, pozos, manantiales, etc., para de este modo disponer diariamente del líquido elemento, vital tanto para los seres humanos como para los animales y las plantas.
            En la comarca de Sos existieron (algunos han desaparecido) y existen todo tipo de recursos acuíferos naturales: ríos, barrancos, balsas, pozos, manantiales...a los que posteriormente, con el progreso y los avances técnicos, se añadieron los recursos artificiales: pantanos y canales.

                              Rios

Los ríos que bañan el municipio de Sos son de escaso e irregular caudal.
El curso de agua más importante es el río Onsella, que nace en Fontmayor, fuente situada en la falda del monte Santo Domingo, a 950m sobre el nivel del mar, en el mismo límite de las provincias de Huesca y Zaragoza, en el término municipal de Longás, recibiendo las aguas del manantial de los Berros y los barrancos de Fazillón y d´Arogatas para transcurrir por la Valdonsella durante 45 Km., y desembocar en el río Aragón a su paso por la vecina localidad navarra de Sangüesa.
El río Onsella fluye de este a oeste, al contrario que la mayoría de los afluentes de la margen izquierda del Ebro, que lo hacen de norte a sur. El curso del río transcurre por los términos municipales de Longás, Lobera de Onsella, Isuerre, Urriés, Navardún, Sos del Rey Católico y Sangüesa. En el término de Sos recibe, por su margen izquierda, las aguas del arroyo de la Retadolla, formado por la unión de los riachuelos del Arás, Cenaruga, Riguel, Anués y Fuentes, todos ellos nacidos al Norte de la sierra de Sos.
El régimen hidrológico del río Onsella es de tipo pluvial, por lo tanto muy irregular, presentando sus máximos caudales en primavera y los mínimos en el verano, pudiendo causar desbordamientos y erosión en las temporadas de importantes lluvias o. por el contrario, aparecer prácticamente seco en la temporada estival.
El río Onsella ha sido catalogado, según criterios ecológicos, como un río de montaña mediterránea calcárea. Su caudal de aproximadamente 63 hectómetros cúbicos anuales, y su cuenca ocupa una superficie de 279 Km2, de los que 44 pertenecen a Navarra.
Posiblemente, tanto el nombre del valle como el del río hacen referencia a una abundante población de osos en el pasado (en aragonés “onsos”), como así nos lo recuerda Labaña cuando habla de la abundancia de osos en la zona cuando él atravesó estas tierras; aunque otros estudiosos opinan que su nombre procede de las raíces “on” (manantial) y “cella” (río) considerando la abundancia de fuentes repartidas por todo su cauce.  
Históricamente, a lo largo de su cauce se fueron estableciendo la mayoría de las poblaciones de la zona, pues era donde podían explotar los cultivos de regadío y los molinos.
El tramo del río Onsella que recorre el municipio de Sos está declarado como zona protegida por su uso como aguas superficiales destinadas al abastecimiento. No existen puntos de muestreo en el municipio que aporten datos concretos sobre la calidad del agua del río Onsella, pero en el punto de control ubicado en el municipio de Sangüesa señala unas condiciones fisico-químicas buenas, por lo que la calidad de las aguas y su estado ecológico se consideran buenos, apuntando la presencia en el agua de bicarbonato cálcico, con una mineralización media.
El río Onsella a su paso por CampoReal
En el curso medio-alto y medio del río Onsella, allí donde las aguas son más puras y cristalinas, podemos encontrar varias especies de peces: la chondrostoma toxostoma, vulgarmente conocida como madrilla, el bagre (squalius cephalus), el lobo de río (barbatula barbatula), el cangrejo de río (austropotamobius pallipes), el barbo (barbas barbas) y la anguila (anguilla anguilla), estas cuatro últimas especies prácticamente desaparecidas. Extinguidas han quedado las truchas, “...abundantes pero de pequeño tamaño, capturándolas con cestas y trasmallos...”, según cuenta Escagüés.
Respecto al cangrejo de río, la Confederación Hidrográfica ha aplicado el “Plan de Recuperación del cangrejo de río común” según el decreto 127/2006 del Gobierno de Aragón y Derecho Foral 143/1996 del Gobierno de Navarra, estando toda la cuenca dentro del ámbito de su protección, definido en la Orden de 10 de septiembre de 2009 del Plan de Recuperación del cangrejo de río del Gobierno de Aragón. Y en cuanto a la posible afectación por la invasión del mejillón cebra (dreissena polymorpha) a través del río Aragón, el río Onsella es una zona de presencia potencial de este molusco, por lo cual la mencionada Confederación ha elaborado un mapa de esta probable afección con fecha de enero de 2007.
La flora está formada en su parte más alta por bosques de coníferas y grandes formaciones de matorral denso. Conforme el río avanza hacia su desembocadura y el terreno se hace más llano, una gran masa de vegetación arbustiva, matorrales, zarzas, plantas trepadoras, espinos, sauces y chopos van acompañando el cauce por ambas orillas configurando una estrecha franja, constituyendo un paisaje de ribera característico en nuestra comarca.


BIBLIOGRAFIA
-Escagüés Javierre, Isidoro. Las Cinco Villas de Aragón. Ed. Moderna. Vitoria, 1944.
-Auditoría de sostenibilidad de Navardún. Memoria Descriptiva. Documento de síntesis. Agenda 21 local de Navardún.Idema Consultoría. D.P.Z.

-Plano Puyal, David. El río Onsella.www.loberadeonsella.es